Torah para Vivir

Torah para Vivir

27 jul. 2011

Redención ahora!


BS" D
Queridos amigos
Estamos llegando a esta época en que los sabios dijeron: Deseo que llegue ese tiempo, pero no deseo estar allí.
Y nosotros... nosotros sí estamos, aún sin haberlo deseado...
Qué es esta época?
Esta época es el comienzo de la Redención!
Has visto una mujer con contracciones de parto?
Al principio los dolores son suaves y espaciados, pero a medida que se acerca el momento del nacimiento de la "nueva vida", los dolores se vuelven más potentes y casi no hay tiempo para respirar, para aliviarse, entre contracción y contracción...
Sientes que el mundo está por parir?
Se acabó el lugar "seguro", estamos todos embarcados en el trabajo de parto.
Todos sabemos que el momento de dar a Luz, es un momento crítico, tanto para bien, como (Di-s no lo permita) para mal.
Qué pasará con la madre?
Qué pasará con la nueva criatura?
Este viejo mundo colapsado dando lugar a una existencia absolutamente nueva!
Qué quedará de nosotros?
Estamos preparados para alimentar una nueva realidad de Pureza y de Santidad?
Así como una cáscara cuida del fruto hasta que éste haya madurado, también la placenta, el líquido amniótico, sangre, cordón umbilical y más, son útiles hasta la hora del nacimiento...
Cuando la nueva Era surja con toda su potencia vital, gran parte de nuestra realidad desaparecerá para nunca más volver...
Cuál es nuestra opción?
Ahora tenemos una criatura y todo lo que la rodea, lo alimenta, lo presiona, lo limita, lo protege...
Está lista madura para soportar los dolores de este parto liberador que dará a luz una nueva vida, algo nuevo para el mundo.
Ahora es el momento de hacer la elección de nuestra vida...
Nunca se ha presentado una situación así...
Tenemos la opción de ser parte de esa criatura...
O, Di-s no lo permita, ser parte de lo que será deshecho y olvido.
Ser parte de la criatura es comprometerse, integrarse a esta Redención que está naciendo, es soportar los dolores de parto, sabiendo que a través de la estrechez de este canal saldremos a estrenar una vida absolutamente nueva.
Ser parte del deshecho, es mantenerse aparte, separado, presionando a la criatura...
Nuestros enemigos, los enemigos del Verdadero Mashiaj, creen que nos tienen rodeados (jas veShalom) y/o que "saldrán" con nosotros, como el erev rav (la multitud mezclada), que salió junto al pueblo hebreo de Mitzraim...
En este momento todo parece confuso, y parece que placenta y cuerpo son la misma cosa, pero una vez que saquemos la cabeza, el cuerpo saldrá hacia la Libertad y todos nuestros enemigos serán enbolsados y arrojados al tacho de desperdicios!
Nuestra cabeza es el Alma del Mashiaj, ella nos guiará por este estrecho pasaje hasta la Redención de todo nuestro cuerpo!
Entonces escucharemos el cantar de nuestras voces diciendo...
Canción de las Ascensiones: Cuando A-donái haga retornar a los exiliados de Tzión, seremos como si antes hubiéramos soñado. Entonces se colmará de risas nuestra boca y nuestra lengua de cánticos de alegría; entonces dirán entre las naciones, "A-donái ha hecho grandes cosas por estos". Grandes cosas ha hecho Adonái por nosotros; estuvimos alegres. A-donái, haz retornar a nuestros exiliados cual arroyos a la tierra árida. Aquellos que siembran con lágrimas cosecharán con cánticos de alegría. El va andando y llora, cargando la bolsa de semilla; de seguro que retornará con cánticos de alegría, portando sus gavillas.
Tehilim (Salmos) Capítulo 126
Que tú también te unas a ser parte de esta criatura! Amén!