Torah para Vivir

Torah para Vivir

1 feb. 2012

Construyendo un hogar judío 20 La igualdad entre el hombre y la mujer

Sólo alguien que desconoce e ignora su potencial infinito para la curación del mundo, puede perder su vida ansiando que otros le otorguen confirmación y existencia. Sólo aquellas que hemos sido embaucadas por la serpiente, buscamos obsesivavemte pararnos en el espacio del prójimo. Esto es estar en Mitzraim, desear ser quienes no somos. Opuesto a ésto, la Tierra Prometida, es percatarse del poder transformador que habita en nosotras, actualizarlo en nuestras vidas y ser las reinas que vinimos a ser. Gracias a Di-s que hay hombres que nos esperan. Que aguardan hasta que el último espino de nuestra baja autoestima se derrita. .. Todas podemos salir de Mitzraim y revelar la miel de nuestro corazón.