Torah para Vivir

Torah para Vivir

20 feb. 2011

ITORERÍ DESPIERTA, HIJA MÍA


BS”D
Despierta hija mía
bella durmiente
que tu sueño, ha dormido
la voz de tu alma
Despierta que ya es tiempo
El Rey te llama
Tu cuerpo ha de moverse
al son de tu alma
Despierta tus bondades
tu fe, tu gracia
y busca entre las piedras
la verdad de tu alma
Despierta hija mía
te extraño tanto!
revela con tu danza
el poder de tu alma

Y cuando al fin despiertes
te besaré la frente
y ataviada con tus logros
te guiará Mi enviado
ingresarás al Templo
danzando de alegría
a la fiesta que, desde el principio,
el Rey Te ha preparado