Torah para Vivir

Torah para Vivir

15 dic. 2013

Decir Torah ó Ser Torah?




La alumna adolescente, ha descubierto que una cosa es "decir" Torah y otra cosa es "ser" Torah...

Dos maestras, dos "enseñanzas"
Ambas maestras cumplen Mitzvot, ambas comen casher, cuidan la Pureza Familiar, ambas guardan Shabat...
Ambas sonríen...
Ambas enseñan a jóvenes adolescentes...
Ambas, si presentaran su curriculum, describirían casi sin diferencias sustanciales, sus estudios y sus experiencia como docentes...
Pero entre ambas maestras hay un abismo infinito, imposible de cerrar...
Una, ve en las alumnas, potenciales "pecadoras", jóvenes que intentan todo el tiempo "salirse del camino correcto"...
La otra, ve en las alumnas, jóvenes que necesitan ser escuchadas, ser identificadas por lo que cada una de ellas es, por lo que cada una vive, llora o desea...
Una, sonríe para ocultar su manipulación, su desdén por su labor, su muerte espiritual prematura...
La otra, sonríe porque tiene ganas, porque se siente cómoda, porque se siente feliz con su tarea...
Una, retira de la clase a la alumna "nueva", porque es distinta, porque no baja la cabeza, porque tiene sueños que desea alcanzar...
La otra, incluye a todas las alumnas, justamente porque son "nuevas", distintas, y las alienta, para que no bajen la cabeza y para que tengan sueños que deseen perseguir...
Una, alimenta el prejuicio, el chusmerío, las malas lenguas, quiere saber que hace la alumna cuando sale de la escuela, cómo se viste, con quién anda...
La otra, se hace invitar por la alumna a la casa, para conocerla, conocer a los padres, charlas de cosas, hablar de cosas, tomar agua, o café y dejarse convidar por la ama de casa con un turrón casero que ha preparado...
Una, trabaja para un sistema escolar que pone castigos, y los castigos son estudiar de memoria, capítulos de algun Santo libro de la Torah Oral... (*) 
La otra, no castiga, ni se le ocurre, está atenta al desgano de las alumnas para apuntalarlas, para acompañarlas en el progreso escolar con una actitud positiva y liberadora...
Una, prohibe a las alumnas tener teléfonos celulares con SMS y es capaz de revisar mochilas o mirar las fotos de un teléfono de alguna de las jóvenes que haya transgredido dicha prohibición, para luego expulsarla del instituto...
La otra, envía a sus alumnas un SMS que dice lo siguiente: "Me estoy preparando un sandwich para llevar a la escuela, alguna de Uds. quiere que le prepare uno también?

Torah se traduce como INSTRUCCIÓN...

La Instrucción, es una vivencia, un ejemplo que se expresa con la conducta: "Así se comporta alguien que "ES" Torah"...

Y la joven adolescente, que pasó de una escuela-purgatorio a una escuela-paraíso, ahora, se siente cada día más cerca de Di-s....

Y qué otra cosa es para cada uno de nosotros, la Instrucción de la Torah, sino, acercarnos con amor y confianza a nuestro Creador?


(*) Que HaShem consuele a los autores de dichos libros, grandes Tzadikim, que seguramente nunca imaginaron que sus textos, servirían para torturar, alejar, desanimar a muchos jóvenes estudiantes en el ambiente observante.