Torah para Vivir

Torah para Vivir

6 jul. 2013

Sonriendo antes de Tishá beAv

BS"D

En breve entraremos en los nueves días de Av. Días de duelo por la destrucción del Beit HaMikdash.
Tal vez B”H este próximo Tishá beAv sea ese día que tanto esperamos, ese día donde se terminarán los duelos y todo será festividad y alegría. Amén...
Mientras escribo ésto me pregunto cuántos de nosotros creemos en ésto, en que la Redención puede ocurrir en un segundo, ahora mismo?
No te preocupes, no leo tu mente, sólo interpreto mis propios pensamientos...
No hay duda que todo está en crisis, entonces qué mejor momento para la revelación del Mashiaj que éste?!
De hecho, la crisis debe preceder a la Gueuláh!
Dicen las profecías que todo el sistema mundial, y no me refiero a internet, sino al sistema político, económico, educativo, de alimentación, de justicia, de salud, etc. etc., se autodestruirá, y entonces, podrá aparecer una nueva propuesta...
No hay duda que nos encontramos en el vórtice de la Creación, en ese instante de tensión poderosamente disonante, que antecede al acorde pacífico y armonioso donde nuestros oídos y nuestro corazón encontrarán sosiego.
No es fácil este último tramo, pero qué importa?!
Importa ahora, porque duele, pero, en unos segundos más, cuando la luz Divina ocupe todos nuestros espacios y cure todos nuestros recuerdos traumáticos, nos reiremos de habernos creído todas estas experiencias de tren fantasma...
Pero mientras tanto, mientras viajamos por esta oscuridad a una velocidad que no nos permite respirar con normalidad, nos cuesta creer que este túnel ya se termina y que con su próxima conclusión, se acabarán también nuestros pesares, estos pesares que nos roban minuto a minuto nuestra sonrisa...
Nuestra sonrisa... cuán cara es nuestra sonrisa, ni hablar de nuestra risa, de esa risa sincera que surge de un suceso gracioso, feliz, divertido...
Qué cara está la vida! Me refiero a la vida cargada de alegría...
Por que, sincerémonos, cuántos son los millonarios que se dan el lujo de andar por la calle con una sonrisa a cuestas?!
No hay muchos, la verdad...
Y ahora? Ahora que estamos por entrar a esos nueve días de duelo? Acaso tenemos alguna no-sonrisa para estrenar?
Si vivimos casi todo el año con cara de Tishá beAv, entonces qué vamos hacer estos primeros día del mes que se avecina?
Sólo hay una cosa que se me ocurre...

Este domingo, hasta el atardecer, tenemos tiempo para hacer un gran cambio en nuestras vidas. Unas horas antes de que comience Rosh Jodesh Av podemos sonreir hasta que se nos acalambren las mejillas! Tal vez te parezca una tontería, pero hay muchos cambios en el mundo que comenzaron con propuestas ridículas como esta!
Todo el mundo sabe, que los enfermos (Di-s quiera que todos estemos sanos) mejoran de manera sorprendente cuando están alegres. Aquí en Israel, hay una carrera de Doctor Payaso! Gente que se entrena para hacer reir a los pacientes (especialmente a los niños) en los centros hospitalarios. Y yo me pregunto: Si sabemos que la alegría nos ayuda a curarnos, entonces por qué no hacemos medicina preventiva y nos reímos para no enfermarnos?
Una hora por día, o media o al menos quince minutos por día, la familia, o el grupo de trabajo, o la escuela, o todo el país, o el mundo, podría dedicarse a mirar una película graciosa, un video divertido, o leer una historieta o crear una, o actuar un sketch, o recordar una anécdota o contar un chiste...
Rescatando algo de nuestra inocencia, de nuestra Divinidad, sin reirse de otros, y sin groserías, podríamos tener nuestros quince minutos diarios de curación preventiva!!!
Y qué tal si empezamos este domingo, antes de que empiecen los nueve días de Av? Y quién sabe, tal vez de esta manera, dejemos de odiarnos vanamente (al menos mientras nos reimos), y entonces Di-s, riéndoSe con nosotros, nos alivie de estos dolores de parto y nos permita dar a luz la construcción de Tercer y Eterno Beit HaMikdash. Amen.