Torah para Vivir

Torah para Vivir

28 may. 2011

Torah en Español: Libro Bamidvar




Libro de Bamidvar - Parashá Nasó (cuenta)
25 Iiar – 2 Siván 5771 / Mayo 29 – Junio 4, 2011

21 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 22 «Toma también un censo de los hijos de Gershon, según sus casas paternas, de acuerdo con sus familias, 23 a partir de treinta años de edad en adelante, hasta cincuenta años de edad los contarás, todos los que vengan a la legión a realizar trabajos en la Tienda de la Reunión. 24 Ésta es la labor de las familias gershonitas: trabajar y transportar. 25 Transportarán las Cortinas del Tabernáculo y la Tienda de la Reunión, su cubierta y la cubierta de tajash que está encima, desde arriba. Y la Pantalla de la entrada de la Tienda de la Reunión, 26 las Cortinas del Patio y la Pantalla de la entrada de la puerta del Patio que había alrededor del Tabernáculo y el Altar, sus sogas y todos los utensilios de su servicio, y todo lo que está hecho con ellos, así oficiarán. 27 De acuerdo con la palabra de Aarón y sus hijos será toda la obra de los hijos de los gershonitas, toda su carga y toda su labor; designarás toda la carga a su cargo. 28 Ésta es la labor de los hijos de los gershonitas en la Tienda de la Reunión; y su custodia estará bajo la autoridad de Itamar, hijo de Aarón el Sacerdote. 29 Los hijos de Merari, según sus familias, de acuerdo con sus casas paternas, los contarás. 30 A partir de treinta años de edad en adelante, hasta cincuenta años de edad, los contarás, todos los que vienen a la legión para realizar el trabajo de la Tienda de la Reunión. 31 Ésta es la custodia a su cargo en la Tienda de la Reunión: los tablones del Tabernáculo, sus listones, sus columnas, y sus zócalos; 32 las columnas del Patio en todo su contorno y sus zócalos, sus clavijas y sus sogas para todos sus utensilios y para todas sus labores. Designarás por sus nombres a todos los utensilios que deberán transportar bajo su custodia. 33 Ésta es la labor de los hijos de Merari según todo su trabajo en la Tienda de la Reunión, bajo la autoridad de Itamar, hijo de Aarón el Sacerdote». 34 Moshé (Moisés) y Aarón y los líderes de la asamblea contaron a los hijos de los kehatitas, según sus familias, de acuerdo con sus casas paternas. 35 A partir de treinta años de edad en adelante, hasta cincuenta años, todos los que vienen a la legión para el trabajo de la Tienda de la Reunión. 36 Sus cómputos, de acuerdo con sus familias, fueron dos mil setecientos cincuenta. 37 Éstos son los cómputos de las familias kehatitas, todos los que trabajan en la Tienda de la Reunión, a los que censaron Moshé (Moisés) y Aarón, según la orden de El Eterno, bajo la autoridad de Moshé (Moisés). (2º DÍA/2ª ALIÁ) 38 La cuenta de los hijos de Gershon según sus familias y de acuerdo con sus casas paternas: 39 a partir de treinta años de edad en adelante hasta cincuenta años de edad, todos los que vienen a la legión para el trabajo de la Tienda de la Reunión. 40 Sus cómputos según sus familias, de acuerdo con sus casas paternas, fueron dos mil seiscientos treinta. 41 Éstos son los cómputos de las familias de los hijos de Gershon, todos los que trabajan en la Tienda de la Reunión, a los que censaron Moshé (Moisés) y Aarón, según la orden de El Eterno. 42 El cómputo de las familias de los hijos de Merari, según sus familias, y de acuerdo con sus casas paternas, 43 a partir de treinta años de edad en adelante hasta cincuenta años de edad, todos los que vienen a la legión, para el trabajo de la Tienda de la Reunión. 44 Sus cómputos según sus familias fueron tres mil doscientos. 45 Éstos fueron los cómputos de las familias de los hijos de Merari, a los que censaron Moshé (Moisés) y Aarón, por orden de El Eterno, a través de Moshé (Moisés). 46 Todos los censados de los levitas, a los que censaron Moshé (Moisés) y Aarón y los líderes de Israel, según sus familias y según sus casas paternas, 47 a partir de treinta años de edad en adelante hasta cincuenta años de edad, todos los que vienen a realizar el trabajo del servicio y el trabajo de carga de la Tienda de la Reunión. 48 Sus cómputos fueron ocho mil quinientos ochenta. 49 Los censó Moshé (Moisés) por orden de El Eterno, cada hombre sobre su trabajo y sobre su carga; y su cómputo fue tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés). (3ER DÍA/3ª ALIÁ)
5
- 1 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 2 «Ordena a los Hijos de Israel que expulsen del campamento a toda persona con lepra, todo el que haya tenido una emisión de flujo, y todo el que se haya impurificado con un cadáver humano. 3 Tanto hombre como mujer los expulsarás, afuera del campamento los expulsarás, para que no impurifiquen los campamentos entre los que Yo habito». 4 Los Hijos de Israel así lo hicieron. Los expulsaron afuera del campamento, tal como El Eterno le había dicho a Moshé (Moisés), así hicieron los Hijos de Israel. 5 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 6 «Háblales a los Hijos de Israel: el hombre o la mujer que cometa cualquiera de los pecados del hombre, cometiendo traición hacia El Eterno, esa persona se hará culpable, 7 confesará el pecado que cometió; restituirá por su culpa la cantidad principal y le agregará su quinta parte, y se la dará a aquel a quien se le debe. 8 Si el hombre no tiene familiar al que pueda ser devuelta la deuda, la deuda que se devuelve es para El Eterno, para el sacerdote, además del carnero de expiación con el que procurará su expiación. 9 Y todas las porciones de cualesquiera de las cosas santas que sean traídas al sacerdote por los Hijos de Israel, será suya. 10 Las cosas santas del hombre serán del sacerdote, y lo que el hombre le da será suyo». (4º DÍA/4ª ALIÁ) 11 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 12 «Háblales a los Hijos de Israel y diles: todo hombre cuya mujer se descarriare y cometiere traición contra él, 13 y es posible que un hombre haya yacido con ella carnalmente, pero esto fue oculto a los ojos del marido, y ella se recluyó y pudo haber sido mancillada, pero no hay testigo en contra de ella, y ella no fue forzada; 14 y un espíritu de celos pasó sobre él y él advirtió a su mujer y ella se mancilló, o un espíritu de celos pasó sobre él y él advirtió a su mujer y ella no se mancilló. 15 El hombre traerá a su mujer al sacerdote y traerá una ofrenda para ella, un décimo de efá de harina de cebada; no verterá aceite sobre ella ni colocará incienso sobre ella, pues es una ofrenda vegetal de celos, una ofrenda vegetal de recordación, un recordatorio de la iniquidad. 16 El sacerdote la acercará y hará que se pare ante El Eterno. 17 El sacerdote tomará agua sagrada dentro de una vasija de barro y el sacerdote tomará un poco de la tierra que hay en el suelo del Tabernáculo y la colocará en el agua. 18 El sacerdote hará que la mujer se pare ante El Eterno y descubrirá la cabeza de la mujer, y sobre sus palmas (de ella) colocará la ofrenda vegetal de recordación, es una ofrenda vegetal de celos, y en la mano del sacerdote estarán las aguas amargas que causan maldición. 19 El sacerdote la hará jurar y le dirá a la mujer: Si un hombre no ha yacido contigo y no te has descarriado mancillándote con alguien que no es tu marido, entonces serás inocente de estas aguas amargas que causan maldición. 20 Pero si te has descarriado con otro hombre que no es tu marido y te has mancillado, y un hombre que no es tu marido ha yacido contigo, 21 el sacerdote hará jurar a la mujer con el juramento de la maldición, y le dirá a la mujer: «Que El Eterno te pronuncie como maldición y como juramento en medio de tu pueblo, cuando El Eterno haga que tu muslo se desplome y tu estómago se distienda. 22 Estas aguas que causan maldición entrarán en tus entrañas para hacer que el estómago se distienda y el muslo se desplome. Y la mujer responderá: «Amén, amén». 23 El sacerdote escribirá estas maldiciones en un libro y las borrará con las aguas amargas. 24 Dará de beber a la mujer de las aguas amargas que causan maldición; las aguas de maldición entrarán en ella y se volverán amargas. 25 El sacerdote tomará la ofrenda vegetal de celos de la mano de la mujer; agitará la ofrenda vegetal ante El Eterno, y la ofrecerá sobre el Altar. 26 El sacerdote tomará un puñado de la ofrenda vegetal de recordación y la quemará en el Altar tras lo cual hará que la mujer beba el agua. 27 Hará que ella beba el agua, y ocurrirá que si ella se mancilló y traicionó a su marido, las aguas que causan maldición entrarán en ella para amargura y su estómago se distenderá, y su muslo se desplomará, y la mujer se transformará en una maldición en medio de su pueblo. 28 Pero si la mujer no se mancilló y es pura, entonces se demostrará que es pura y dará simiente. 29 Ésta es la ley de los celos, cuando una mujer se descarriare con otro hombre que no es su marido y se impurificare; 30 o del hombre sobre el que pasa un espíritu de celos y advierte a su mujer, y hace que su mujer se pare ante El Eterno; entonces el sacerdote realizará para ella toda esta ley. 31 El hombre será inocente de iniquidad, mas la mujer cargará con su iniquidad».
6
- 1 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: «2 Háblales a los Hijos de Israel y diles: el hombre o la mujer que se apartare haciendo un voto nazareno de abstinencia para El Eterno; 3 de vino nuevo o añejo se abstendrá y no beberá vinagre de vino nuevo ni vinagre de vino añejo; nada en lo que se hayan remojado uvas beberá, ni comerá uvas frescas ni secas. 4 Todos los días de su abstinencia, nada que haya sido hecho con uvas de vino, ni siquiera las semillas o la piel, comerá. 5 Todos los días de su voto nazareno la navaja no pasará por su cabeza, hasta que se completen los días en que será nazareno para El Eterno; santo será, su cabellera dejará crecer. 6 Todos los días de su abstinencia para El Eterno no se acercará a una persona muerta. 7 Por su padre o por su madre, por su hermano o por su hermana, no se impurificará por ellos en su muerte, pues la corona de Dios está sobre su cabeza. 8 Todos los días de su abstinencia él es santo para El Eterno.
9 Si una persona muriere cerca de él repentinamente, e impurificare su cabeza nazarena, se rapará la cabeza el día que se purifique; al séptimo día se la rapará. 10 Al octavo día traerá dos tórtolas o dos pichones de paloma al sacerdote, a la entrada de la Tienda de la Reunión. 11 El sacerdote ofrendará uno como sacrificio expiatorio y uno como ofrenda ígnea, y le procurará la expiación por haber pecado por la persona muerta; y consagrará su cabeza ese día. 12 Le consagrará a El Eterno los días de su abstinencia y traerá una oveja en su primer año por ofrenda de culpa; los primeros días quedarán invalidados pues su abstinencia se impurificó. 13 Ésta será la ley del nazareno: el día que se complete su abstinencia, se presentará en la entrada de la Tienda de la Reunión. 14 Traerá su ofrenda a El Eterno: una oveja sin mácula en su primer año como ofrenda ígnea, una oveja hembra en su primer año como sacrificio expiatorio, y un carnero sin mácula como ofrenda de paz; 15 un cesto de panes ázimos: panes de sémola mezclada con aceite y obleas ázimas untadas con aceite; y sus ofrendas vegetales y sus libaciones. 16 El sacerdote se acercará a El Eterno y realizará el servicio de su sacrificio expiatorio y su ofrenda ígnea. 17 Hará con el carnero una ofrenda festiva de paz para El Eterno con el cesto de panes ázimos, y el sacerdote hará su ofrenda vegetal y su libación. 18 En la entrada de la Tienda de la Reunión el nazareno rapará su cabeza nazarena; tomará el cabello de su cabeza nazarena y lo colocará sobre el fuego que hay debajo de la ofrenda festiva de paz. 19 El sacerdote tomará la pata delantera superior cocida del carnero, un pan ázimo del cesto y una oblea ázima, y los colocará sobre las palmas del nazareno después de que se haya rapado su cabello nazareno. 20 El sacerdote los agitará como un servicio de agitación ante El Eterno; será santo para el sacerdote, además del pecho de la agitación y el muslo de la elevación; luego el nazareno podrá beber vino. 21 Ésta es la ley del nazareno que hiciere voto de su ofrenda a El Eterno por su abstinencia, además de lo que puede adquirir, según el voto que hiciere, así hará en adición a la ley de abstinencia». 22 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 23 «Háblales a Aarón y a sus hijos, diciendo: Así bendeciréis a los Hijos de Israel, diciéndoles: 24 Que El Eterno te bendiga y te guarde. 25 Que El Eterno ilumine Su rostro para ti y te otorgue Su gracia. 26 Que El Eterno eleve Su rostro hacia ti y establezca para ti la paz. 27 Que pongan Mi Nombre sobre los Hijos de Israel y Yo los bendeciré». (5º DÍA/5ª ALIÁ)
7
- 1 Ocurrió que, en el día que Moshé (Moisés) acabó de erigir el Tabernáculo, lo ungió santificándolo junto con todos sus utensilios, y también el Altar y todos sus utensilios los ungió y los santificó. 2 Los líderes de Israel, las cabezas de sus casas paternas, trajeron ofrendas; eran los líderes de las tribus, eran los que están presentes en los censos. 3 Ellos trajeron su ofrenda ante El Eterno: seis carros cubiertos y doce bueyes; un carro por cada dos líderes y un buey por cada uno, y los trajeron ante el Tabernáculo. 4 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés), diciendo: 5 «Toma de ellos y serán para realizar el trabajo de la Tienda de la Reunión; se los darás a los levitas, cada hombre según su trabajo». 6 Moshé (Moisés) tomó los carros y los bueyes y se los dio a los levitas. 7 Dos de los carros y cuatro de los bueyes se los entregó a los hijos de Gershon, en conformidad con su trabajo. 8 Y cuatro de los carros y ocho de los bueyes se los dio a los hijos de Merari, en conformidad con su trabajo, bajo la autoridad de Itamar, hijo de Aarón el Sacerdote. 9 Y a los hijos de Kehat no les dio; pues el servicio sagrado estaba sobre ellos, transportaban sobre los hombros. 10 Entonces los líderes acercaron ofrendas para la consagración del Altar el día que fue ungido, y los líderes trajeron su ofrenda ante el Altar. 11 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): «Un líder cada día, un líder cada día traerá su ofrenda para la consagración del Altar». 12 El que trajo su ofrenda el primer día fue Najshon, hijo de Aminadab, de la tribu de Iehuda (Judá). 13 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos, y una vasija de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 14 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 15 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 16 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 17 y como ofrenda festiva de paz: dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Najshon, hijo de Aminadab. 18 El segundo día trajo su ofrenda Netanel, hijo de Tzuar, líder de Isajar (Isacar). 19 Él trajo su ofrenda: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 20 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 21 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 22 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 23 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Netanel, hijo de Tzuar. 24 El tercer día, el líder de los hijos de Zebulun (Zabulón): Eliab, hijo de Jelon. 25 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 26 un cucharón de oro lleno de diez siclos de incienso; 27 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 28 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 29 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Eliab, hijo de Jelón. 30 El cuarto día el líder de los hijos de Reuben (Rubén): Elitzur, hijo de Shedeur. 31 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 32 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 33 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 34 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 35 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Elitzur, hijo de Shedeur. 36 El quinto día, el líder de los hijos de Shimon (Simeón): Shelumiel, hijo de Tzurishadai. 37 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 38 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 39 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 40 un macho cabrío como sacrificio expiatorio; 41 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Shelumiel, hijo de Tzurishadai. (6º DÍA/6ª ALIÁ) 42 El sexto día, el líder de la tribu de Gad: Eliasaf, hijo de Deuel. 43 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 44 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 45 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 46 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 47 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Eliasaf, hijo de Deuel. 48 El séptimo día, el líder de los hijos de Efraim: Elishama, hijo de Amihud. 49 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 50 un cucharón de oro de diez siclos llenos de incienso; 51 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 52 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 53 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Elishama, hijo de Amihud. 54 El octavo día, el líder de los hijos de Menashe: Gamliel, hijo de Pedatzur. 55 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 56 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 57 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 58 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 59 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Gamliel, hijo de Pedatzur. 60 El noveno día, el líder de los hijos de Biniamin (Benjamín): Abidan, hijo de Gideoni. 61 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 62 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 63 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 64 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 65 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Abidan, hijo de Gideoni. 66 El décimo día, el líder de los hijos de Dan: Ajiezer, hijo de Amishadai. 67 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 68 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 69 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 70 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 71 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Ajiezer, hijo de Amishadai. (7º DÍA/7ª ALIÁ) 72 El undécimo día, el líder de los hijos de Asher: Paguiel, hijo de Ojran. 73 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 74 un cucharón de oro de diez siclos lleno de incienso; 75 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 76 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 77 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Paguiel, hijo de Ojran.78 El duodécimo día, el líder de los hijos de Naftali (Neftalí): Ajira, hijo de Enan. 79 Su ofrenda era: un tazón de plata, con un peso de ciento treinta siclos; y una vasija de plata de setenta siclos del siclo sagrado; ambos repletos de sémola mezclada con aceite, como ofrenda vegetal; 80 un cucharón de oro de diez siclos llenos de incienso; 81 un toro joven, un carnero, una oveja en su primer año, como ofrenda ígnea; 82 un macho cabrío, como sacrificio expiatorio; 83 y como ofrenda festiva de paz, dos vacunos, cinco carneros, cinco machos cabríos, cinco ovejas en su primer año: ésta es la ofrenda de Ajira, hijo de Enan. 84 Ésta fue la consagración del Altar, el día que fue ungido por los líderes de Israel: doce tazones de plata, doce vasijas de plata, doce cucharones de oro; 85 cada tazón era de ciento treinta siclos de plata, y cada vasija era de setenta; toda la plata de los utensilios era dos mil cuatrocientos del siclo sagrado. 86 Doce cucharones de oro llenos de incienso, cada cucharón era de diez siclos sagrados; todo el oro de los cucharones era ciento veinte (siclos). (MAFTIR) 87 Todo el ganado para la ofrenda ígnea era: doce toros, doce carneros, doce ovejas en su primer año, con sus ofrendas vegetales; y doce machos cabríos como sacrificios expiatorios. 88 Todo el ganado para la ofrenda festiva de paz era: veinticuatro toros, sesenta carneros, sesenta machos cabríos, sesenta ovejas en su primer año: ésta fue la consagración del Altar después de que fue ungido. 89 Cuando Moshé (Moisés) llegó a la Tienda de la Reunión para hablar con Él, oyó que la Voz le hablaba desde arriba de la Cubierta que estaba sobre el Arca del Testimonio, de entre los dos querubines, y Él le habló.

Torah en Español: Libro Bamidvar



Libro de Bamidvar - Parashá Bamidvar (en el desierto)
18 - 23 Iiar 5771 / Mayo 22 - 28, 2011

1
- 1 El Eterno habló a Moshé (Moisés) en el Desierto del Sinaí, en la Tienda de la Reunión, el día uno del mes segundo, en el segundo año después de su éxodo de la tierra de Egipto, diciendo: 2 «Tomad un censo de toda la asamblea de los Hijos de Israel según sus familias, según sus casas paternas, por número de los nombres, todos los varones por cuenta de sus cabezas. 3 A partir de veinte años de edad en adelante, todos los que salen a la legión de Israel, los contaréis de acuerdo con sus legiones, tú y Aarón. 4 Y con vosotros habrá un hombre de cada tribu; un hombre que sea líder de la casa de su padre. 5 Éstos son los nombres de los hombres que estarán junto a vosotros: por Reuben (Rubén): Elitzur, hijo de Shedeur. 6 Por Shimon (Simeón): Shelumiel, hijo de Tzurishadai. 7 Por Iehuda (Judá): Najshon, hijo de Aminadab. 8 Por Isajar (Isacar): Netanel, hijo de Tzuar. 9 Por Zebulun (Zabulón): Eliab, hijo de Jelon. 10 Por los hijos de Iosef (José), por Efraim: Elishama, hijo de Amihud; por Menashe: Gamaliel, hijo de Pedatzur. 11 Por Biniamin (Benjamín): Abidan, hijo de Gideoni; 12 Por Dan: Ajiezer, hijo de Amishadai. 13 Por Asher: Paguiel, hijo de Ojran. 14 Por Gad: Eliasaf, hijo de Deuel. 15 Por Naftali (Neftalí): Ajira, hijo de Enan». 16 Éstos fueron los convocados por la asamblea, los líderes de sus tribus paternas que son las cabezas de los miles de Israel. 17 Moshé (Moisés) y Aarón tomaron a estos hombres que habían sido designados por sus nombres. 18 Reunieron a toda la asamblea, el día uno del mes segundo y establecieron su genealogía según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, a partir de veinte años en adelante, según la cuenta de sus cabezas. 19 Tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés), los contó en el Desierto del Sinaí. (2º DÍA/2ª ALIÁ) 20 Éstos eran los hijos de Reuben (Rubén), primogénito de Israel, su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, según la cuenta de sus cabezas, todo varón a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 21 El cómputo de la tribu de Reuben (Rubén) era cuarenta y seis mil quinientos. 22 Por los hijos de Shimon (Simeón), su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, sus números, por número de los nombres, según la cuenta de sus cabezas, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 23 El cómputo de la tribu de Shimon (Simeón) era cincuenta y nueve mil trescientos. 24 Por los hijos de Gad, su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 25 El cómputo de la tribu de Gad era cuarenta y cinco mil seiscientos cincuenta. 26 Por los hijos de Iehuda (Judá), su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 27 El cómputo de la tribu de Iehuda (Judá) era setenta y cuatro mil seiscientos. 28 Por los hijos de Isajar (Isacar), su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 29 El cómputo de la tribu de Isajar (Isacar) era cincuenta y cuatro mil cuatrocientos. 30 Por los hijos de Zebulun (Zabulón), su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 31 El cómputo de la tribu de Zebulun (Zabulón) era cincuenta y siete mil cuatrocientos. 32 Por los hijos de Iosef (José): por los hijos de Efraim, su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 33 El cómputo de la tribu de Efraim era cuarenta mil quinientos. 34 Por los hijos de Menashe, su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 35 El cómputo de la tribu de Menashe era treinta y dos mil doscientos. 36 Por los hijos de Biniamin (Benjamín), su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 37 El cómputo de la tribu de Biniamin (Benjamín) era treinta y cinco mil cuatrocientos. 38 Por los hijos de Dan, su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 39 El cómputo de la tribu de Dan era sesenta y dos mil setecientos. 40 Por los hijos de Asher (Aser), su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 41 El cómputo de la tribu de Asher (Aser) era cuarenta y un mil quinientos. 42 Los hijos de Naftali (Neftalí), su descendencia según sus familias, de acuerdo con su casa paterna, por número de los nombres, todos los varones a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión. 43 El cómputo de la tribu de Naftali (Neftalí) era cincuenta y tres mil cuatrocientos. 44 Éstos son los cómputos que Moshé (Moisés), Aarón y los líderes de Israel contaron: doce hombres, un hombre por su casa paterna, 45 éstos fueron todos los cómputos de los Hijos de Israel, según sus casas paternas, a partir de veinte años en adelante, todos los que salen a la legión de Israel. 46 El total de sus cómputos fue seiscientos tres mil, quinientos cincuenta. 47 Los levitas según su tribu paterna no fueron censados entre ellos. 48 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 49 «Mas no contarás la tribu de Levi y no harás censo de ellos entre los Hijos de Israel. 50 Ahora tú, designa a los levitas sobre el Tabernáculo del Testimonio, sobre todos sus utensilios y todo lo que le pertenece. Ellos transportarán el Tabernáculo y todos sus utensilios y ellos oficiarán y acamparán alrededor del Tabernáculo. 51 Cuando el Tabernáculo se desplace, los levitas lo desmontarán, y cuando el Tabernáculo acampe, los levitas lo armarán, y el extraño que se acerque morirá. 52 Los Hijos de Israel acamparán, cada hombre en su campamento y cada hombre bajo su bandera, según sus legiones. 53 Los levitas acamparán alrededor del Tabernáculo del Testimonio, para que no haya ira sobre la asamblea de los Hijos de Israel, y los levitas guardarán la custodia del Tabernáculo del Testimonio». 54 Los Hijos de Israel hicieron todo lo que El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés), así lo hicieron. (3ER DÍA/3ª ALIÁ)
2
- 1 El Eterno habló a Moshé (Moisés) y a Aarón, diciendo: 2 «Los Hijos de Israel acamparán, cada uno junto a su bandera, de acuerdo con las insignias de su casa paterna, a cierta distancia, alrededor de la Tienda de la Reunión acamparán. 3 Los que acampan hacia el frente, en el este, serán la bandera del campamento de Iehuda (Judá), según sus legiones, y el líder de los hijos de Iehuda (Judá) es Najshon, hijo de Aminadab, 4 su legión y su cómputo son setenta y cuatro mil seiscientos. 5 Los que acampan junto a él son: la tribu de Isajar (Isacar), y el líder de los hijos de Isajar (Isacar) es Netanel, hijo de Tzuar, 6 su legión y su cómputo son cincuenta y cuatro mil cuatrocientos; 7 la tribu de Zebulun (Zabulón), y el líder de la tribu de Zebulun (Zabulón) es Eliab, hijo de Jelon, 8 su legión y su cómputo son cincuenta y siete mil cuatrocientos. 9 Todos los censados para el campamento de Iehuda (Judá) son ciento ochenta y seis mil cuatrocientos, de acuerdo con sus legiones; ellos serán los primeros en desplazarse. 10 La bandera del campamento de Reuben (Rubén) se ubicará hacia el sur, según sus legiones, y el líder de los hijos de Reuben (Rubén) es Elitzur, hijo de Shedeur, 11 su legión y su cómputo son cuarenta y seis mil quinientos. 12 Los que acampan junto a él son: la tribu de Shimon (Simeón), y el líder de la tribu de Shimon (Simeón) es Shelumiel, hijo de Tzurishadai, 13 su legión y su cómputo son cincuenta y nueve mil trescientos; 14 y la tribu de Gad, y el líder de la tribu de Gad es Eliasaf, hijo de Reuel, 15 su legión y su cómputo son cuarenta y cinco mil seiscientos cincuenta. 16 Todos los censados por el campamento de Reuben (Rubén) son ciento cincuenta y un mil cuatrocientos cincuenta, según sus legiones, ellos serán los segundos en desplazarse. 17 Luego se desplazará la Tienda de la Reunión, el campamento de los levitas en medio de los campamentos; tal como acamparon así marcharán cada uno en su lugar según sus banderas. 18 La bandera del campamento de Efraim, según sus legiones, se ubicará hacia el oeste, y el líder de los hijos de Efraim es Elishama, hijo de Amihud, 19 su legión y su cómputo son cuarenta mil quinientos. 20 Los que acampan junto a él son: la tribu de Menashe, y el líder de los hijos de Menashe es Gamaliel, hijo de Pedatzur, 21 su legión y su cómputo son treinta y dos mil doscientos; 22 y la tribu de Biniamin (Benjamín), y el líder de los hijos de Biniamin (Benjamín) es Abidan, hijo de Gideoni, 23 su legión y su cómputo son treinta y cinco mil cuatrocientos. 24 Todos los censados por el campamento de Efraim son ciento ocho mil cien, según sus legiones, ellos serán los terceros en desplazarse. 25 La bandera del campamento de Dan se ubicará hacia el norte, según sus legiones, y el líder de los hijos de Dan es Ajiezer, hijo de Amishadai, 26 su legión y su cómputo son sesenta y dos mil setecientos. 27 Los que acampan junto a él son: la tribu de Asher, y el líder de los hijos de Asher es Paguiel hijo de Ojran, 28 su legión y su cómputo son cuarenta y un mil quinientos; 29 y la tribu de Naftali (Neftalí), y el líder de los hijos de Naftali (Neftalí) es Ajira, hijo de Enan, 30 su legión y su cómputo son cincuenta y tres mil cuatrocientos. 31 Todos los censados por el campamento de Dan son ciento cincuenta y siete mil seiscientos; ellos serán los últimos en desplazarse, según sus banderas». 32 Éstos son los cómputos de los Hijos de Israel según sus casas paternas; todos los cómputos según sus legiones, seiscientos tres mil quinientos cincuenta. 33 Los levitas no fueron censados entre los Hijos de Israel, tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés). 34 Los Hijos de Israel hicieron todo lo que El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés) y acamparon según sus banderas, y así se desplazaron; cada hombre según sus familias, junto a su casa paterna. (4º DÍA/4ª ALIÁ)
3
- 1 Éstos son los descendientes de Aarón y Moshé (Moisés) el día que El Eterno habló con Moshé (Moisés) en el Monte de Sinaí: 2 Éstos son los nombres de los hijos de Aarón, el primogénito era Nadab, y Abihu, Elazar e Itamar. 3 Éstos eran los nombres de los hijos de Aarón, los sacerdotes ungidos, a los que consagró como sacerdotes. 4 Nadab y Abihu murieron ante El Eterno cuando ofrendaron un fuego extraño ante El Eterno en el Desierto del Sinaí, y no tenían hijos; pero Elazar e Itamar oficiaron en vida de Aarón, su padre. 5 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 6 «Acerca a la tribu de Levi y que se sitúe ante Aarón el Sacerdote, y le sirvan. 7 Ellos guardarán su custodia y la custodia de toda la asamblea ante la Tienda de la Reunión, para realizar el servicio del Tabernáculo. 8 Ellos guardarán todos los utensilios de la Tienda de la Reunión y la custodia de los Hijos de Israel, para realizar el servicio del Tabernáculo. 9 Entregarás a los levitas a Aarón y sus hijos, entregados, entregados les son, de entre los Hijos de Israel. 10 Designarás a Aarón y sus hijos y ellos guardarán su sacerdocio; el extraño que se acerque morirá». 11 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 12 «He aquí que he tomado a los levitas de entre los Hijos de Israel en lugar de todo primogénito, el primero de cada matriz de entre los Hijos de Israel, y los levitas serán Míos. 13 Pues todo primogénito es Mío: el día que ataqué a todos los primogénitos de la tierra de Egipto santifiqué a todos los primogénitos de Israel para Mí Mismo, desde el hombre hasta el animal; serán Míos. Yo soy El Eterno». (5º DÍA/5ª ALIÁ) 14 El Eterno habló a Moshé (Moisés) en el Desierto del Sinaí, diciendo: 15 «Cuenta a los hijos de Levi, según sus casas paternas, según sus familias, todos los varones a partir de un mes de edad en adelante los contarás». 16 Moshé (Moisés) los contó de acuerdo con la palabra de El Eterno, tal como se le había ordenado. 17 Éstos eran los hijos de Levi, por sus nombres: Gershon, Kehat y Merari. 18 Éstos eran los nombres de los hijos de Gershon según sus familias: Libni y Shimei. 19 Los hijos de Kehat según sus familias eran Amram e Itzhar, Jebron y Uziel. 20 Los hijos de Merari según sus familias eran Majli y Mushi. Éstas eran las familias de los levitas, según sus casas paternas. 21 Gershon tenía la familia de los libnitas y la familia de los shimeítas; éstas eran las familias gershonitas. 22 Su cómputo, de acuerdo con el número de todos los varones, a partir de un mes de edad en adelante, fue siete mil quinientos. 23 Las familias gershonitas acampaban detrás del Tabernáculo, hacia el oeste. 24 El líder de la casa paterna de los gershonitas era Eliasaf, hijo de Lael. 25 A cargo de los hijos de Gershon en la Tienda de la Reunión estaban el Tabernáculo, la Tienda, su cubierta, la Pantalla de la entrada de la Tienda de la Reunión; 26 las Cortinas del Patio, la Pantalla de la entrada del Patio que rodeaba el Tabernáculo y el Altar, todas sus sogas, para todas sus labores. 27 Kehat tenía la familia de los amramitas, la familia de los itzharitas, la familia de los jebronitas, y la familia de los uzielitas; éstas eran las familias kehatitas. 28 El número de todos los varones a partir de un mes de edad en adelante era ocho mil seiscientos; los guardianes de la custodia de la santidad. 29 Las familias de los hijos de Kehat acampaban al costado del Tabernáculo, hacia el sur. 30 El líder de la casa paterna de las familias kehatitas era Elitzafan hijo de Uziel. 31 A su cargo estaban el Arca, la Mesa, la Menorá, los Altares y los utensilios sagrados con que oficiaban, la Partición y todos sus accesorios. 32 El líder de los líderes levitas era Elazar, hijo de Aarón el Sacerdote, la designación de los guardianes de la custodia de la santidad. 33 Merari tenía la familia de los majlitas y la familia de los mushitas; éstas eran las familias meraritas. 34 Su cómputo, según el número de todos los varones a partir de un mes de edad en adelante, era seis mil doscientos. 35 El líder de la casa paterna de las familias meraritas era Tzuriel, hijo de Abijail; ellos acampaban al costado del Tabernáculo, hacia el norte. 36 La designación de la custodia de los hijos de Merari eran los tablones del Tabernáculo, sus listones, sus columnas, sus zócalos y todos sus utensilios, y todos sus accesorios, 37 las columnas del Patio en todo su contorno y sus zócalos, sus clavijas y sus sogas. 38 Los que acampaban delante del Tabernáculo, hacia el frente, ante la Tienda de la Reunión hacia el este, eran Moshé (Moisés) y Aarón y sus hijos, guardianes de la custodia del Santuario, para la custodia de los Hijos de Israel; cualquier extraño que se acercare moriría. 39 Todos los cómputos de los levitas, que Moshé (Moisés) y Aarón contaron por la palabra de El Eterno, según sus familias, todos los varones a partir de un mes de edad en adelante, eran veintidós mil. (6º DÍA/6ª ALIÁ) 40 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): «Cuenta a todos los varones primogénitos de los Hijos de Israel a partir de un mes de edad en adelante y toma un censo de sus nombres. 41 Tomarás a los levitas para Mí, Yo, El Eterno, en lugar de los primogénitos de los Hijos de Israel, y los animales de los levitas en lugar de los primogénitos de los animales de los Hijos de Israel». 42 Moshé (Moisés) contó, tal como El Eterno le había ordenado, a todos los primogénitos de los Hijos de Israel. 43 Todos los varones primogénitos, de acuerdo con el número de sus nombres, a partir de un mes de vida en adelante, según sus números, eran veintidós mil doscientos setenta y tres. 44 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo «45 Toma a los levitas en lugar de todos los primogénitos de los Hijos de Israel, y los animales de los levitas en lugar de sus animales, y los levitas serán Míos, Yo soy El Eterno. 46 Y en cuanto a las redenciones de los doscientos setenta y tres de los primogénitos de los Hijos de Israel que exceden a los levitas, 47 tomarás cinco siclos por cada uno, de acuerdo con la cuenta de cabezas, del siclo sagrado tomarás; el siclo es veinte geras. 48 Les darás el dinero a Aarón y sus hijos, como redención de los adicionales de ellos». 49 Moshé (Moisés) tomó el dinero de la redención de los que había en exceso de las redenciones de los levitas; 50 de los primogénitos de los Hijos de Israel tomó el dinero: mil trescientos sesenta y cinco de siclos sagrados. 51 Moshé (Moisés) dio el dinero de las redenciones a Aarón y sus hijos, de acuerdo con la palabra de El Eterno, tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés). (7º DÍA/7ª ALIÁ)
4
- 1 El Eterno habló a Moshé (Moisés) y a Aarón, diciendo: 2 «Tomad un censo de los hijos de Kehat de entre los hijos de Levi, según sus familias, de acuerdo con sus casas paternas; 3 a partir de treinta años de edad en adelante hasta cincuenta años de edad, todos los que vienen a la legión a realizar la labor de la Tienda de la Reunión. 4 Ésta es la labor de los hijos de Kehat en la Tienda de la Reunión: santísima. 5 Cuando el campamento se desplace, Aarón y sus hijos vendrán y desmontarán la cortina de la Partición y cubrirán el Arca del Testimonio con ella. 6 La colocarán sobre una cubierta de piel de tajash y extenderán encima un paño hecho en su totalidad de lana turquesa, y ajustarán sus estacas. 7 Sobre la Mesa del Pan de la Proposición extenderán un paño de lana turquesa y colocarán encima los platos, las cucharas, las columnas y los tubos de estantería; y el pan constante permanecerá encima. 8 Extenderán sobre ella un paño de lana carmesí y la cubrirán con una cubierta de piel de tajash, y emplazarán sus estacas. 9 Tomarán un paño de lana turquesa y cubrirán la Menorá de iluminación y sus lumbreras, sus tenacillas y sus cucharas, y todas las vasijas de su aceite con las que ofician. 10 La colocarán junto con todos sus utensilios en una cubierta de piel de tajash y la colocarán sobre la pértiga. 11 Sobre el Altar de oro extenderán un paño de lana turquesa y lo cubrirán con una cubierta de piel de tajash y emplazarán sus estacas. 12 Tomarán todos los utensilios de servicio con que ofician en el Santuario y los colocarán sobre un paño de lana turquesa, y los cubrirán con una cubierta de piel de tajash y los colocarán sobre la pértiga. 13 Limpiarán las cenizas del Altar y extenderán un paño de lana púrpura encima. 14 Colocarán encima todos los utensilios con que ofician: los braseros, los tenedores, las palas y las vasijas, todos los utensilios del Altar, y les extenderán encima una cubierta de piel de tajash y emplazarán sus estacas. 15 Aarón y sus hijos terminarán de cubrir el Santo y todos los utensilios sagrados cuando se desplace el campamento, y entonces los hijos de Kehat vendrán a transportarlos, pero no tocarán el Santuario para no morir. Éstas son las cargas de los hijos de Kehat en la Tienda de la Reunión. 16 A cargo de Elazar, hijo de Aarón el Sacerdote, está el aceite de iluminación, las especias del incienso, la ofrenda vegetal de la ofrenda continua y el aceite de unción, la custodia de todo el Tabernáculo y de todo lo que hay en él, del Santuario y de todos sus utensilios». (MAFTIR) 17 El Eterno habló a Moshé (Moisés) y a Aarón, diciendo: 18 «Que la tribu de las familias kehatitas no se separen de los levitas. 19 Así haréis con ellos, para que vivan y no mueran: cuando se acerquen al Santo de Santos, Aarón y sus hijos vendrán y los asignarán, cada hombre a su labor y a su carga. 20 Pero no vendrán y observarán cuando se inserte el Santuario, para que no mueran».

22 may. 2011

Lag BaOmer, la opción de ser fuego que ilumina

Debemos encender nuestro fuego interior para recibir del Cielo, el fuego Sagrado de la Torah revelada por nuestro Tzadik, Rabi Shimon Bar Iojai



21 may. 2011

Cuando todo empeore, prepárate para la Redención final.


BS"D
Que el mérito de Rabi Shimon Bar Iojai, Alav HaShalom, ilumine nuestro camino hacia la Torah Verdadera y el fuego del Zohar, consuma a los enemigos que quieren destruirnos.

Cosas maravillosas están por ocurrir...
Lás máscaras comienzan a caer y eso trae mucho caos y una sensación de gran fragilidad
Sin embargo, el hecho que cada quién comience a mostrarse como en verdad "es" aclarando qué intenciones lo habitan, nos permite ubicarnos en el lugar correcto y con las herramientas necesarias.
La última batalla hace rato que ha comenzado...
No se nos pregunta si queremos participar, sino, de qué lado, en qué bando, y a favor de qué vamos a luchar.
El mundo ya no es parve, ya no es neutro.
Si creemos que la elección no nos llegará, nos equivocamos.
Di-s le está ofreciendo a todos y cada uno de los seres de este planeta, la opción de elegir donde va a estar luchando en el momento que Di-s quite Su máscara.
En ese instante, cuando el Eterno Revele Su Verdad, Su Luz, iluminará todos los rincones de la Creación. Su Luz será fuego y habrá que estar preparados para soportar esa entrega Divina. La protección que nos permitirá recibir esa Luz, serán las Mitzvot y la Fidelidad que hayamos conquistado a lo largo de esta vida. Será un momento de Eternidad y sabremos con certeza, que Di-s es Uno y Su Torah es Una y Am Israel ( el pueblo de Israel) es Uno con Di-s y con Su Torah.
Di-s ha puesto en Su Creación dos fuerzas opuestas, una es Fiel a Él y la otra, es una fuerza que Lo Niega.
Eso es todo el libre albedrío.
O te haces recipiente para que en tí habite la fuerza que revela Su Verdad o te haces recipiente para que en tí se active la fuerza que Lo niega.
Si, un no judío quiere ser judío, debe aceptar TODA la Torah que HaShem nos entregó al Pueblo de Israel en el Monte Sinai, a través de nuestro humilde profeta y maestro Moshe Rabenu. Si aquel no-judío, estuviera dispuesto a aceptar toda la Torah, menos una mitzvá... no se lo acepta. No puede ser judío.
Judío es aquel que nace de vientre judío.
Un no-judío que quiere ser Judío, debe pasar el proceso de conversión ortodoxa, aceptar toda la Torah y comprometerse a cumplir todos los Preceptos que le corresponde observar.
Quién es el enemigo?
Hay enemigos del pueblo de Israel, que no tienen caretas. Manifiestan abiertamente su odio hacia nosotros, quieren nuestro final y no se ruborizan al expresar descaradamente su intención de, Di-s no lo permita, borrarnos de la faz de la Tierra.
Hay enemigos que desde una distancia intelectualoide, apoyan con gran empatía a estos asesinos declarados
Hay quienes se mantienen en silencio, silbando bajito, y mirando de reojo a ver que sucede...
Y hay un tipo de enemigo muy payasesco, que nos haría reir a las carcajadas, si no fuera, porque tiene atrapados a los más tiernos e ingenuos de nuestro pueblo.
Estos recipientes del mal, son travestidos espirituales.
Desean ser parte del Pueblo Judío, usurpan nuestra identidad, se hacen llamar Judíos, pero no los son.
Optan por decir, con insolencia digna de un enfermo mental, que ahora ellos son los "verdaderos judíos".
No se conformar con disfrazarse, con aparentar ser algo que no son y que nunca serán hasta tanto no acepten las reglas Divinas, también son ladrones que han "robado" a Di-s, el término que el Todopoderoso creó para llamar a Su Mensajero Redentor, el Mashiaj.
Estos enemigos, son verdaderos parásitos sin identidad propia, y por eso buscan y husmean con sus hocicos nauseabundos, todos los lugares de libre acceso hacia la Torah Verdadera.
Luego, para nuestra desgracia, hacen de la Palabra Santa que enseñan nuestros sabios, la degradación más bárbara, la colocan en sus bocas llenas de mentiras, manipulaciones e idolatría barata, exhibiéndola como trofeo en sus antros de oscura perdición.
Si hicieran esto entre ellos, yo no estaría gastando ni un segundo de mi energía para hablar de ello, pero muchos de estos grupos, tienen hermanos judíos atrapados en sus redes.
Le pido a Di-s...
Espero que Di-s Bendiga mi intento, espero que esta carta sirva para que estos transformistas, dejen de hacerse pasar por uno de los "nuestros". Espero que HaShem, escuche nuestros ruegos y envíe Su Salvación, consumiendo con el fuego de Su Torah Eterna a estos estafadores de paja y rescatando a nuestros hermanos judíos, estén donde estén, hasta reunirnos a todos, junto al Mashiaj Verdadero, descendiente de David HaMelej, en el Beit HaMikdash reconstruído en su sitio, Amén, que así Sea...

Desde Ierushalaim
Patriicia Dvorah Starkloff

Lag BaOmer


17 may. 2011

Una Luz en la oscuridad


BS"D
Queridos amigos
Shalom UBrajá!
Creímos que todo lo que teníamos que hacer era "Hacer Teshuvá", volvernos al camino de Torah y Mitzvot y listo!
Y ahora descubrimos que ésto, esta decisión de retornar, es sólo y tan sólo el comienzo de nuestra temeraria travesía hacia nuestro destino Divino.
...Los lobos andan sueltos y nosotros, cada uno de nosotros, somos esa oveja rodeada de "oscuros" desafíos...

Hacer Jalot Para Shabat?



Queridos amigos este enlace es para que encuentren en este blog, los videos para hacer Jalot!!!

16 may. 2011

Torah en Español: Libro de Vaikrá


Parashá Bejukotai (en mis leyes)
11 - 17 Iiar 5771 / Mayo 15 - 21, 2011

3 Si siguiereis Mis decretos y observareis Mis preceptos y los realizareis, 4 entonces Yo proveeré vuestras lluvias en su tiempo, la tierra dará su cosecha y el árbol del campo dará sus frutos. 5 Vuestra trilla durará hasta la vendimia, y la vendimia durará hasta el sembrado; comeréis vuestro pan hasta la saciedad y habitaréis seguros en vuestra tierra. (2º DÍA/2ª ALIÁ) 6 Yo procuraré paz en la tierra, y os acostaréis sin que nada os asuste; haré que las bestias salvajes se alejen de la tierra y la espada no cruzará vuestra tierra. 7 Perseguiréis a vuestros enemigos y ellos caerán ante vosotros por la espada. 8 Sólo cinco de los tuyos perseguirán a cien y cien de los tuyos perseguirán a diez mil. Y vuestros enemigos caerán ante vosotros por la espada. 9 Dedicaré Mi atención a vosotros, los haré fértiles y los multiplicaré, y estableceré Mi pacto con vosotros. (3ER DÍA/3ª ALIÁ) 10 Comeréis granos muy viejos y quitaréis los viejos para dar paso a los nuevos. 11 Colocaré Mi Santuario entre vosotros y Mi Alma no os rechazará. 12 Iré junto a vosotros, seré Dios para vosotros y seréis un pueblo para Mí. 13 Yo soy El Eterno vuestro Dios, Quien os sacó de esclavos de la tierra de Egipto; Yo quebré los barrotes de vuestro yugo y os conduje erguidos. 14 Mas si no Me escuchareis y no realizareis todos estos preceptos, 15 si consideráis aborrecibles Mis decretos y si vuestro ser rechaza Mis ordenanzas, y no realizáis todos Mis preceptos y anuláis así Mi pacto, 16 entonces haré lo mismo con vosotros; pondré sobre vosotros pánico, lesiones inflamadas y fiebre ardiente que hace que los ojos anhelen y las almas sufran; sembraréis vuestra semilla en vano, pues vuestros enemigos la comerán. 17 Dirigiré Mi atención en vuestra contra, seréis abatidos delante de los enemigos; los que os odian os someterán; huiréis sin que nadie os persiga. 18 Si a pesar de esto no Me hacéis caso, entonces os castigaré aún más, siete veces por vuestros pecados. 19 Quebraré el orgullo de vuestro poderío; haré que vuestro cielo sea como el hierro y vuestra tierra como el cobre. 20 Vuestra fuerza se gastará en vano; vuestra tierra no dará su cosecha y el árbol de la tierra no dará sus frutos. 21 Si os comportáis con indiferencia ante Mí y os negáis a hacerme caso, os asestaré otro golpe más, siete veces como vuestros pecados. 22 Incitaré a la vida salvaje del campo en vuestra contra y os despojarán de vuestros hijos, diezmarán vuestro ganado, y os reduciréis; y vuestros caminos serán desolados. 23 Si a pesar de todo esto no os corrigiereis regresando a Mí, y os comportareis con indiferencia hacia Mí, 24 Yo también Me comportaré indiferentemente con vosotros e inclusive Yo os atacaré, siete veces por vuestros pecados. 25 Traeré sobre vosotros la espada, vengando la venganza de un pacto, seréis reunidos dentro de vuestras ciudades; entonces enviaré una peste sobre vosotros y seréis entregados a la mano de vuestro enemigo. 26 Cuando quiebre para vosotros la vara del pan, diez mujeres hornearán vuestro pan en un mismo horno y os devolverán vuestro pan por peso; comeréis y no quedaréis satisfechos. 27 Si a pesar de todo esto no Me hiciereis caso y os comportareis conmigo con indiferencia, 28 Me comportaré con vosotros con furia; os castigaré, inclusive Yo, siete veces por vuestros pecados. 29 Comeréis la carne de vuestros hijos; y la carne de vuestras hijas comeréis. 30 Destruiré vuestros elevados edificios y diezmaré vuestros ídolos de soles, arrojaré vuestros cadáveres sobre los cadáveres de vuestros ídolos y Mi Espíritu os rechazará. 31 Dejaré vuestras ciudades en ruinas y vuestros santuarios quedarán desolados; no gozaré de vuestros gratos aromas. 32 Haré que la tierra quede desolada; y vuestros enemigos que habitan en ella quedarán desolados. 33 Y a vosotros os dispersaré entre las naciones, desenvainaré la espada tras vosotros; vuestra tierra quedará desolada y vuestras ciudades en ruinas. 34 Entonces la tierra se apaciguará por sus años sabáticos durante todos sus años de desolación, mientras estéis en la tierra de vuestros enemigos; entonces la tierra descansará y se apaciguará por sus años sabáticos. 35 Todos los años de su desolación descansará, todo lo que no haya descansado durante vuestros años sabáticos mientras habitasteis en ella. 36 A los sobrevivientes de entre vosotros, traeré debilidad a sus corazones en la tierra de sus enemigos; el crujido de una hoja los perseguirá, huirán como se huye de la espada, y caerán, pero sin que nadie los persiga. 37 Caerán uno encima del otro, como quien huye de la espada, pero no hay quien lo persiga; no tendréis la fuerza de resistir a vuestros enemigos. 38 Os perderéis entre las naciones; la tierra de vuestros enemigos os devorará. 39 A causa de su iniquidad, lo que quede de vosotros se desintegrará en la tierra de vuestros enemigos; y porque la iniquidad de sus antepasados también está con ellos, se desintegrarán. 40 Entonces confesarán su pecado y el pecado de sus antepasados, por haberme traicionado y también por haberse comportado conmigo con indiferencia. 41 Yo también Me comportaré con ellos con indiferencia y los llevaré a la tierra de sus enemigos; tal vez entonces su corazón insensible se humille y obtengan perdón por sus pecados. 42 Recordaré Mi pacto con Iaacov (Jacob) y también Mi pacto con Itzjak (Isaac), y también Mi pacto con Abraham recordaré, y recordaré la Tierra. 43 La Tierra estará despojada de ellos y se apaciguará por sus años sabáticos al haber quedado desolada; y ellos deberán obtener perdón por su iniquidad; por haberse rebelado contra Mis ordenanzas y por haber rechazado su espíritu Mis decretos. 44 Pero a pesar de todo esto, mientras estuvieren en la tierra de sus enemigos, no los aborreceré ni los rechazaré para aniquilarlos, para anular Mi pacto con ellos, pues Yo soy El Eterno, su Dios. 45 Recordaré para ellos el pacto de los antepasados, aquellos que saqué de la tierra de Egipto ante los ojos de las naciones, para ser Dios para ellos. Yo soy El Eterno. 46 Éstos son los decretos, las ordenanzas y las enseñanzas que dio El Eterno, entre Él y los Hijos de Israel, en el Monte de Sinaí, por intermedio de Moshé (Moisés)». (4º DÍA/4ª ALIÁ)
27
- 1 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 2 «Háblales a los Hijos de Israel y diles: si un hombre articula ante El Eterno un voto de evaluación de seres vivos, 3 la evaluación del varón será, para la persona de veinte a sesenta años de edad, de cincuenta siclos, del siclo sagrado. 4 Si es mujer, la evaluación será treinta siclos. 5 Y si tiene entre cinco y veinte años de edad, la evaluación del varón será veinte siclos y la de la mujer diez siclos. 6 Y si tiene entre un mes y cinco años de edad, la evaluación del varón será de cinco siclos de plata y la de la mujer, será de tres siclos de plata. 7 Y si tiene sesenta años o más, la evaluación del varón será de quince siclos, y para la mujer de diez siclos. 8 Pero si él es demasiado pobre para pagar su evaluación, entonces hará que se presente ante el sacerdote y el sacerdote realizará la evaluación de acuerdo con lo que pueda gastar la persona que hace el voto. 9 Si es la clase de animal que se puede traer como ofrenda a El Eterno, cualquier parte del animal que pueda ofrendar a El Eterno será santa. 10 No la cambiará ni la reemplazará, ni buena por mala ni mala por buena; pero si reemplaza un animal por otro animal, él y su reemplazante serán santos. 11 Y si se trata de cualquier animal impuro del que no se puede traer ofrenda a El Eterno, presentará el animal ante el sacerdote. 12 El sacerdote evaluará, si es bueno o malo; como lo evalúe el sacerdote, así será. 13 Si lo redime, debe agregar un quinto a la evaluación. 14 Si un hombre consagra su casa a El Eterno para que sea santa, el sacerdote la evaluará, si es buena o mala; como la evalúe el sacerdote, así será. 15 Si el que la santificó redimiere su casa, le agregará un quinto de la evaluación, y será suya. (5º DÍA/5ª ALIÁ) 16 Si un hombre consagra un campo de su posesión ancestral a El Eterno, la evaluación se hará según su sembrado: el área sembrada por un jomer de cebada por cincuenta siclos de plata. 17 Si consagra su campo del año de Jubileo, éste mantendrá su evaluación. 18 Y si consagra su campo después del Jubileo, el sacerdote le calculará el dinero de acuerdo con los años que quedan hasta el año de Jubileo, y esa suma será sustraída de su evaluación. 19 Si el que consagró el campo lo redimiere, le agregará un quinto de la evaluación y el campo será suyo. 20 Pero si no redime el campo o si lo ha vendido (el campo) a otro hombre, nunca más podrá ser redimido. 21 Y cuando el campo salga en el Jubileo, será tierra santa para El Eterno, como un campo segregado; su posesión ancestral pasará a ser del sacerdote. (6º DÍA/6ª ALIÁ) 22 Pero si consagrare a El Eterno el campo que adquirió, que no es de su posesión ancestral, 23 el sacerdote le calculará la suma de la evaluación hasta el año de Jubileo y pagará la evaluación de ese día, y es tierra consagrada a El Eterno. 24 En el año de Jubileo el campo será devuelto a aquel de quien lo adquirió, al que le pertenecía por posesión ancestral. 25 Todas las evaluaciones serán en el siclo sagrado; ese shekel será veinte guerá. 26 Sin embargo, el primogénito del ganado que sea primero para El Eterno, el hombre no lo consagrará; tanto si es buey como si es del rebaño, es de El Eterno. 27 Si es de los animales impuros, lo redimirá de acuerdo con su evaluación y le agregará un quinto, y si no es redimido, será vendido por su evaluación. 28 Sin embargo, toda propiedad segregada que el hombre segregare para El Eterno, de todo lo que sea suyo, tanto humano como animal, o del campo de su posesión ancestral, no podrá ser vendida ni podrá ser redimida; todo objeto segregado será santísimo para El Eterno. (7º DÍA/7ª ALIÁ) 29 Cualquier persona condenada que haya sido expulsada de los hombres no será redimida; será condenada a muerte. 30 Cualquier diezmo de la tierra, de la semilla de la tierra, del fruto del árbol, Le pertenece a El Eterno; es santo para El Eterno. 31 Si una persona redimiere parte de su diezmo, le agregará su quinta parte. (MAFTIR) 32 Cualquier diezmo del ganado vacuno o del rebaño, todo lo que pase bajo la vara, el décimo será santo para El Eterno. 33 No hará distinción entre bueno y malo, y no hará reemplazos; y si sí lo reemplaza, él y su reemplazante serán santos; no podrán ser redimidos». 34 Éstos son los preceptos que El Eterno ordenó a Moshé (Moisés) para los Hijos de Israel en el Monte de Sinaí.

Halajá Shabat No trilles!!


15 may. 2011

Pesaj Sheiní

Pesaj Sheiní
Matzá y pan leudado juntos
La Humildad y el Ego trabajando juntos para servir a Di-s
Qué desafío maravilloso!
Recibamos la energía del Cielo, esta semana:
Este miércoles 18 de Mayo 2011- 14 de Yar 5771



11 may. 2011

Vuelvo a compartir este spot...

Hoy, 11 de mayo, era su fecha de cumpleaños en el calendario gregoriano


Para Elevación del Alma de mi padre, fallecido el viernes 14 de enero del 2011
LeIlui Nishmat Iosef Shíe ben Meishe Iosef Z"L


Shalom Bait 5

El Matrimonio Judío y la Fidelidad

10 may. 2011

Shalom Bait: Nosotras, las actrices



Parte 2

Volviendo al tema de que todo lo que nos sucede es para cumplir nuestra misión, deberíamos pensar a nuestra alma como un actor y a nuestro cuerpo como un personaje.
El actor quiere hacer bien su papel, si le toca ser rico, o pobre, o mujer, o varón, o hermoso o alto o esclavo, o rey, es lo mismo para él. Si es un buen actor, utilizará todas las escenas y todos los recursos y todas las situaciones para que su interpretación sea brillante, sin mácula, excepcional.
En teatro es muy conocida la frase “No existen segundos papeles sino actores de segunda”. No importa qué papel nos haya dado el Creador y Director de esta obra, lo que importa es qué haremos con eso, con este personaje que nos tocó. Allí se manifiesta nuestro famoso y no siempre bien entendido “libre albedrío”.
Partiendo de la base que el alma vino a “arreglar” algo, en cada escena, en cada conflicto una debería ver la posibilidad de cumplir ese objetivo. El de mejorar, pulir, y cambiar para bien. Sin embargo nuestra ceguera, nuestra sordera, nuestra falta de conexión, nos hace sentir rechazo por todo lo que no es como lo esperamos, nos hace huir o desesperarnos, pelear y distraernos con ruidos varios, para no ocuparnos de lo que nos toca resolver.
No es maldad, es ignorancia, y eso tiene solución. (También la maldad)
Lo primero que debemos determinar es hasta dónde llega nuestro escenario.
Nuestra área básica es en nuestro hogar. Nuestro frente de batalla, nuestra responsabilidad primera, es nuestra casa.
Allí tenemos que hacer nuestra mejor actuación.
Di-s es el público. Y conoce todo sobre nosotras. Y si algo nos falta o nos sobra, o no sabemos cómo abarcarlo, es al Director que debemos pedir, suplicar. El Eterno es el Director, el puestista, el productor, el musicalizador, iluminador, sonidista, vestuarista, etc. Todo lo que necesitemos para hacer nuestras escenas, todos nuestros reclamos deben ser dirigidos a Él.
Con este principio, se “relaja” gran parte del estrés que recae sobre el elenco.
Si una decide que todo lo que necesita, se lo pedirá a Di-s, el Todopoderoso enviará todo lo que sea bueno para nosotras y nuestra familia.
El esposo y los hijos se verán así aliviados de no cargar sobre sus espaldas la tarea infinita de satisfacer las necesidades de la esposa/mamá. Y nosotras veremos, que si nuestra plegaria ha sido sincera, si la hemos dicho con nuestro corazón y nuestros pensamientos, los resultados serán ASOMBROSOS, prácticos, concretos y alentadores. Di-s no escatima, Di-s es muy, muy bondadoso.
La plegaria debe también portar el siguiente interrogante: ¿Qué quiere el Director que yo haga con esto que me envía?
Si recibimos una carta sellada, aún si está sucia, si es pesada, si no tiene buen aspecto, acaso no la abriremos?
Cada situación, cada encuentro que nos sucede, es Di-s enviándonos una carta.
La carta puede ser una instrucción, un “mutis por el foro” (que nos vayamos de esa escena), una felicitación, una indicación de cambio leve, o una advertencia de cambio drástico.
Nuestra familia tiene bolsas repletas de cartas de Di-s para nosotras.
No es necesario abrir todas de un solo golpe, pero tampoco podemos enviar de regreso al Remitente, los mensajes sin leer.

Continuará? (Bli neder)

Shalom Bait: Nosotras, las Mujeres



BS”D
Parte 1

Sí, es cierto, Di-s nos dio a las mujeres una capacidad mayúscula para percibir los distintos estados emocionales de las personas.
Pero la adjudicación de este sensible talento se debe, a que su función es imprescindible para el rol que debemos cumplir.
Esposa y mamá.
Todo tendría que andar de maravillas!
Nosotras, grandes intuitivas, deberíamos proveer de sustento emocional a toda la familia. A todo el mundo!
Deberíamos ayudarlos a conectar sus emociones con sus pensamientos y su accionar, deberíamos acercarles las herramientas necesarias para que cada quién, pueda deshojar las cáscaras que cubren la verdadera identidad (el alma Divina).
Cada mujer, llega con una porción generosa de capacidad de dar, porque allí se encuentra nuestro objetivo y nuestra misión; dar amor, generar en el prójimo el equilibrio que le permita sacar a la luz, lo mejor de su potencial.
Pero la realidad es que la gran mayoría de las mujeres nos encontramos en medio de nuestras vidas, con cientos de lastimaduras en el corazón, cientos de sentimientos y pensamientos quebrados, infinitos gestos de amargura y desconsuelo y mares de lágrimas. Sí, algunas sonrisas también, pero pocas en comparación al stock negativo que pesa dentro de nuestra privada contabilidad.
Qué pasa con nosotras?
Lo primero que debemos hacer, antes de intentar responder cualquier cosa es saber quiénes somos, Quién nos envía y para qué.
1- Somos un alma, una chispa de Di-s mismo, un alma que ha sido enviada para una tarea y para cumplir esa tarea, el alma ha sido encapsulada en un cuerpo, este cuerpo también tiene un alma que lo vivifica (alma animal), y que intenta plasmar a toda costa, su voluntad. La voluntad del alma Divina, la mayoría de las veces es opuesta a la voluntad del alma del cuerpo. Y el alma Divina, puede hacer su tarea sólo y tan sólo si el cuerpo le “hace lugar” para que se exprese. Entre el alma Divina y el alma animal, existe un alma que conecta a ambas, este alma intelectual tiene como tarea trabajar sobre las emociones del alma animal elevándola, despojándola de todo lo negativo hasta transformarla en una carroza que conduzca la voluntad del alma Divina.
2- Di-s envía al alma que somos, a fin de que santifiquemos este mundo físico y generemos con nuestro accionar una morada para Él. El Eterno nos envía para que levantemos las máscaras de este mundo y revelemos la esencia del Todopoderoso en cada rincón de la existencia. Con esta misión, nos volvemos socios y parte activa de la Creación.
3- Su objetivo es que construyamos nosotros mismos nuestra futura estadía en el mundo perfecto que el Creador ha preparado desde el inicio de Su Creación. Esta adquisición, se logra a través de cumplir Sus Mandamientos, estudiando Su Torá. Refinando nuestra alma animal, purificando también a todo nuestro entorno hasta convertir este plano burdo y material, en una expresión inequívoca de Divinidad.
Ahora intentemos ver nuestra vida (de mujeres) desde esta óptica, los encuentros no son casuales, tampoco es cuestión de “suerte” con quién nos hemos casado, ni los hijos que nos han tocado.
Según el plan Divino, cada alma debe realizar tareas generales (si es judía, debe cumplir con los preceptos que según su tribu, su sexo, su edad, etc. le indica la Toráh, y si es no judía debe cumplir los siete preceptos Noájicos).
Pero también, cada habitante de este mundo, tiene una misión particular y por eso el Creador envía su alma a un cuerpo determinado, con talentos y dificultades determinadas, en un entorno determinado y en una época determinada.
Nada es azar.
Cada cosa que somos, tenemos o nos sucede, está creado especialmente para nosotros, para facilitar la tarea que nuestra alma vino a completar.
Digo completar, pues somos todos parte de un todo, y cada uno, enmendando su parte, contribuye a que el armado final, la perfección de este mundo, sea alcanzado.
Toda esta información, se puede localizar dentro de nuestra alma Divina.
Para dar un cauce sabio a nuestra vida, debemos habilitar los canales por donde nuestra alma Divina pueda hablar y decidir, hasta que, sea ella la que guíe nuestra vida y no, (Di-s no lo permita), como es lo habitual, que sea la voz tirana de nuestra alma animal la que use nuestro intelecto, para concretar su voluntad egoísta e inmadura.

Los canales para habilitar el diálogo con nuestra alma Divina, son el cumplimiento de los Preceptos que Di-s nos ha encomendado y el estudio de Su Toráh.
Por tal motivo es una condición ineludible cumplir Mitzvot y estudiar Toráh (Naasé veNishmá), ya que sin este cumplir, sin esta autoanulación a favor de los Mandamientos Divinos, se obstruyen (Di-s no lo permita), las capacidades para trascender nuestra mentalidad finita y entonces, nos convertimos en ciegos, videntes de una sola realidad, de nuestra diminuta realidad física.
Si sólo nos quedamos con lo que vemos o captan nuestros sentidos y no tenemos acceso a la información espiritual que sustenta el mundo, nos volvemos como animales en un laberinto. Corremos, comemos, nos desesperamos, nos peleamos, volvemos a correr, nos encontramos con alguien, lo abrazamos, procreamos, le exigimos, nos dejamos morder, lo arañamos, huimos, dormimos y volvemos a empezar.
Y así es como muchas mujeres nos sentimos, cuando no comprendemos por qué no nos suceden las cosas que deseamos nos sucedan, o por qué sí nos suceden otras que preferiríamos olvidar...
Simplemente, esa información que nos daría alivio, consuelo, esa sabiduría que nos abastecería de guía y fortaleza para actuar y decidir, está oculta y silenciosa dentro de nosotras.
Sin el despertar de los canales que amplifican la voz del alma Divina, podemos permanecer así, sordas, ignorantes del caudal maravilloso de poder que potencialmente poseemos, pues éste se manifiesta con plenitud, sólo y tan sólo, cuando nuestros pensamientos, palabras y acciones están asociados a Di-s.
Las Mitzvot son la base, son como las tablas de multiplicar, sin ellas cualquier camino hacia la matemática se vuelve imposible.
Del mismo modo, sin Mitzvot no se puede ni empezar a pensar en términos Divinos, tal como no se puede emprender ninguna ecuación simple si uno no sabe las tablas de multiplicar.
Pero tampoco el cumplimiento de las Mitzvot es suficiente, debemos usar el poder de los Preceptos, de esa conexión, para ir en busca de lo Divino que reside en nuestro interior, para encontrarnos con aquella llave que nos reúna nuestra esencia, con nuestra alegría verdadera.

La Bobe Tzeitl (la abuela de Mitzvita)


Shalom Bait 4

La Santidad de la unión sexual en el Matrimonio Judío

9 may. 2011

Jubileo




JUBILEO



DESDE EL DESIERTO MILENARIO

LLAMA LA VOZ PARA DECIRNOS

PARA NOMBRARNOS UNA VEZ MAS

HEBREOS




ABRAHAM, ITZJAK Y IAAKOV SE YERGUEN

SOBRE LA TIERRA PROMETIDA

Y DI-S NOS UNGE DESDE LA LUZ

NOS HABLA




ENTONCES ISRAEL AMADA

LA TIERRA DE LECHE Y MIEL

DE DESIERTOS Y MILAGROS

DE GUERRA Y LIBERACIÓN




SEAS UNA CON TU PUEBLO

UNA CON TU HISTORIA

Y SEAMOS EN TU GLORIA

UNO CON DI-S




CINCUENTA AÑOS JUBILEO

DAD LIBERTAD A LOS ESCLAVOS

VUELVA A SU DUEÑO, A LA HEREDAD

LA TIERRA




ENTONCES ISRAEL AMADA

LA TIERRA DE LECHE Y MIEL

DE DESIERTOS Y MILAGROS

DE GUERRA Y LIBERACIÓN




SEAS UNA CON TU PUEBLO

UNA CON TU HISTORIA

Y SEAMOS EN TU GLORIA

UNO CON DI-S




EL FUEGO ABRAZARÁ LAS ALMAS

Y CIRCUNCIDARÁ LOS LABIOS

LOS CORAZONES HAN DE CANTAR AMEN


Patriicia Dvorah Starkloff

Campaña Encendido de Velas de Shabat


BS"D
Shalom UBrajá amiguitos!
Como las niñas nos hemos puesto en CAMPAÑA PARA ENCENDER VELAS DE SHABAT, y como invitamos también a las señoras grandes, a las mamás, a las abuelas, a las bobes, a las tías, a las vecinas, etc. etc. Les quiero mostrar de nuevo, este video que hizo Patriicia Dvorah hace unos meses atrás.
BeHatzlajá! Con Éxito!
las quiero mucho, Mitzvita

Torah en Español: Libro de Vaikrá

BS"D
Para regreso de nuestros Jaialim sanos y salvos a nuestros hogares y para elevación de las Almas de aquellos que dieron sus vidas por nuestro pueblo, con verdadero Mesirut Nefesh (sacrificio).



Parashá Behar
4 - 10 Iiar 5771 / Mayo 8 - 14, 2011

25
- 1 El Eterno habló a Moshé (Moisés) en el Monte de Sinaí, diciendo: 2 «Háblales a los Hijos de Israel y diles: Cuando vengáis a la tierra que os doy, la tierra observará un descanso de Shabbat para El Eterno. 3 Durante seis años podréis sembrar vuestro campo y podar vuestro viñedo y recolectar la cosecha. 4 Pero el séptimo año será un año de absoluto descanso para la tierra, un Shabbat para El Eterno; vuestro campo no sembraréis y vuestro viñedo no podaréis. 5 Las uvas no vendimiaréis y de tu cosecha no recogeréis ni recolectaréis las uvas que habías separado para ti mismo; será un año de descanso para la tierra. 6 Lo producido del Shabbat de la tierra será vuestro para que lo comáis, para vosotros, para vuestro esclavo y para vuestra sirvienta, y para vuestro asalariado y para el residente que habita con vosotros. 7 Y para vuestro animal y para la bestia que hay en vuestra tierra será toda la cosecha, para que la coman. 8 Contaréis para vosotros siete ciclos de años sabáticos, siete años siete veces; los años de los siete ciclos de años sabáticos serán para vosotros cuarenta y nueve años. 9 Haréis sonar un sonido quebrado del shofar, en el mes séptimo, en el día diez del mes; el Día de la Expiación haréis sonar el shofar en toda vuestra tierra. 10 Santificaréis el quincuagésimo año y proclamaréis libertad en toda la tierra para todos sus habitantes; será un año de Jubileo para vosotros, devolveréis cada hombre a su patrimonio ancestral y cada hombre a su familia. 11 Será un año de Jubileo para vosotros, el año quincuagésimo, no sembraréis, no cosecharéis las uvas que no se vendimian y no recolectaréis lo que estaba separado para ti. 12 Pues es un año de Jubileo, será santo para vosotros; podréis comer la cosecha del campo. 13 En este año de Jubileo devolveréis cada hombre a su patrimonio ancestral. (2º DÍA/2ª ALIÁ) 14 Cuando hagas una venta a tu prójimo o hagas una adquisición de la mano de tu prójimo, no aflijáis el uno al otro. 15 Según la cantidad de años después del año de Jubileo compraréis de vuestro prójimo; según la cantidad de años de cosechas os venderá. 16 Según la cantidad mayor de años aumentaréis su precio, y según la cantidad menor de años disminuiréis su precio; pues él os vende la cantidad de cosechas. 17 Cada uno de vosotros no afligirá a su prójimo y temeréis a vuestro Dios; pues Yo soy El Eterno, vuestro Dios. 18 Realizaréis Mis decretos y observaréis Mis ordenanzas y las realizaréis; entonces habitaréis seguros en la tierra. (3ER DÍA/3ª ALIÁ) 19 La tierra dará sus frutos y comeréis hasta la saciedad; habitaréis seguros en ella. 20 Si dijereis: ¿Qué comeremos el séptimo año?, he aquí que no sembraremos y no recolectaremos nuestra cosecha. 21 Yo mandaré Mi bendición para vosotros el sexto año y producirá una cosecha suficiente para un lapso de tres años. 22 Sembraréis el octavo año, pero comeréis de la cosecha vieja; hasta el noveno año, hasta la llegada de su cosecha, comeréis de la vieja. 23 La tierra no será vendida en perpetuidad, pues la tierra es Mía; pues vosotros sois moradores y residentes conmigo. 24 En toda la tierra de vuestra posesión ancestral procuraréis la redención de la tierra. (4º DÍA/4ª ALIÁ) 25 Si vuestro hermano se empobrece y vende parte de su posesión ancestral, vendrá el que sea más cercano, y redimirá la venta de su hermano. 26 Si un hombre no tuviere nadie que lo redima, pero sus medios son suficientes y adquiere lo suficiente para su redención, 27 calculará los años de su venta y devolverá el sobrante al hombre al que se lo había vendido; y regresará a su posesión ancestral. 28 Pero si no adquiere medios suficientes para restituirla, su venta permanecerá en posesión de su comprador hasta el año de Jubileo; en el año de Jubileo se irá y regresará a su posesión ancestral. (5º DÍA/5ª ALIÁ) 29 Si un hombre vendiere una casa de residencia en una ciudad amurallada, su redención puede tener lugar hasta el final del año de su venta; su lapso de redención será de un año. 30 Pero si no se la redime hasta que haya transcurrido un año entero, la casa que está en una ciudad que tiene una muralla pasará a aquel que la adquirió en perpetuidad, para sus generaciones; no saldrá en el año de Jubileo. 31 Pero las casas de las ciudades abiertas, que no tienen muralla circundante, serán consideradas como la tierra de campo abierto; tendrá redención y saldrá en el año de Jubileo; 32 las casas de las ciudades de los levitas, será su posesión ancestral entre los Hijos de Israel. 33 Cuando una casa de las ciudades de los levitas no fuese redimida, quedará liberada en el año del Jubileo, porque las casas de las ciudades de los levitas son su posesión ancestral entre los Hijos de Israel. 34 Pero los campos de la tierra abierta de sus ciudades no pueden venderse; pues son posesión eterna para ellos. 35 Si vuestro hermano, tanto prosélito como residente, se empobrece y sus medios se estrechan en tu proximidad, lo fortalecerás para que pueda vivir contigo. 36 No tomes de él interés ni ganancia; y temeréis a vuestro Dios, y que tu hermano viva con vosotros. 37 No le des tu dinero a interés, ni le deis vuestra comida a ganancia. 38 Yo soy El Eterno, vuestro Dios, Quien os sacó de la tierra de Egipto, para daros la tierra de Canaán, para ser Dios para vosotros. (6º DÍA/6ª ALIÁ) 39 Si tu hermano se empobrece con vosotros y os es vendido, no lo haréis trabajar en labores de esclavo. 40 Como un asalariado o un residente estará junto a vosotros; hasta el año del Jubileo trabajará junto a vosotros. 41 Luego os dejará, él y sus hijos que están con él; regresará con su familia a su posesión ancestral. 42 Pues ellos son Mis sirvientes, a los que saqué de la tierra de Egipto; no serán vendidos a la manera de los esclavos. 43 No los someteréis por medio de labores pesadas, temeréis a vuestro Dios. 44 Si podréis adquirir esclavo o sirvienta, de las naciones que te rodean, de entre ellos podréis adquirir esclavo o sirvienta. 45 También de entre los hijos de los residentes que viven junto a vosotros, de ellos podrás adquirir, pues su familia está con vosotros, y procrearon en vuestra tierra; y serán vuestros por posesión eterna. 46 Los mantendréis como posesión para vuestra descendencia, para que sean heredados como posesión, trabajaréis con ellos para siempre; pero con vuestros hermanos, los Hijos de Israel, un hombre no someterá a su hermano por medio de labores pesadas. (7º DÍA/7ª ALIÁ) 47 Si los medios de un extranjero y de un residente que habita junto a vosotros fueren suficientes y vuestro hermano se empobrece con él y es vendido a un extraño que reside junto a vosotros, o a un culto idolátrico de la familia de un residente, 48 después de ser vendido tendrá su redención; uno de sus hermanos lo redimirá; 49 o su tío o su primo lo redimirá, o un miembro de su familia lo redimirá, o será redimido por sus propios medios, si éstos son suficientes. 50 Hará un cálculo con su comprador del año en que fue vendido hasta el año del Jubileo; el dinero de su adquisición será dividido por la cantidad de años, será considerado para él como los años de un asalariado. 51 Si aún quedan muchos años, restituirá su redención correspondiente, del dinero de su adquisición. 52 Y si quedan pocos años hasta el año de Jubileo, lo calculará con él; según sus años restituirá su redención. 53 Estará junto a él como asalariado que se contrata por el año; no lo someterá por medio de labores pesadas ante vuestra vista. 54 Si no fue redimido por estos medios, saldrá en el año de Jubileo, él y sus hijos junto con él. (MAFTIR) 55 Pues los Hijos de Israel son sirvientes para Mí, ellos son Mis sirvientes, a los que saqué de la tierra de Egipto. Yo soy El Eterno, vuestro Dios.»
26
- 1 No os haréis ídolos, y no erigiréis para vosotros estatuas ni columnas, y en vuestra tierra no emplazaréis un entarimado de piedra, para postraros, pues Yo soy El Eterno, vuestro Dios. 2 Mis Shabbat observaréis y Mi Santuario reverenciaréis. Yo soy El Eterno.