Torah para Vivir

Torah para Vivir

23 oct. 2013

Abuso en la comunidad ortodoxa

BS"D


Quisiera no tener que escribir sobre ésto, porque es muy doloroso, porque sé que hay muchos no judíos leyendo mis notas y me da pena y vergüenza, pero ya es hora de decir la verdad.
Hace más de 18 años atrás, cuando comenzaba a acercarme a la Torah, al estudio y al cumplimiento de Mitzvot, emprendía un camino hacia la libertad. Saturada del mundo secular, sabía que allí no había respuestas sino sólo muchas piedras de colores. Como ya me había golpeado con varias de ellas, me zambullí en el mundo de la Torah sabiendo que ese modo de vida era, definitivamente para mí.
Luego de los primeros años, y al comenzar a encontrarme con personajes (líderes) de la comunidad ortodoxa, que enseñaban una cosa y hacían otra, aprendí que una cosa es la Torah, la Palabra Divina, y otra somos nosotros, los que decimos cumplir con ella.
El judío, como cualquier otra persona, no es perfecto, y está bien, ésto nos permite pedir perdón, limpiar lo que ensuciamos y volver a hacer las cosas como Di-s manda. Pero no hay duda que el judío, especialmente el judío externamente religioso, tiene sobre su cabeza, además de la kipá o la peluca, la responsabilidad de ser un ejemplo de rectitud y de fidelidad a las mitzvot.
Lamentablemente, abundan, dentro de la comunidad ortodoxa, aquellos que creen que las Mitzvot "más importantes" (o las únicas), son las que nos comprometen con Di-s Todopoderoso, y se olvidan que las dos Tablas de la Ley, también incluyen las Mitzvot con respecto al prójimo.
He tenido un año, por no decir dos o tres, muy duros, aquí en Israel.
Hicimos Aliá con el claro objetivo de que nuestra hija, que en aquel entonces comenzaba el secundario pudiera, en Israel, tener la oportunidad de obtener una educación hermosa, con Kdushá, (Santidad). Vinimos con la ilusión de que aquí pudiera sacar a la luz los talentos que Di-s le ha otorgado, de una  manera bella, con amor y temor reverencial...

Nos hemos encontrado con todo lo contrario. Y cuando digo todo lo contrario, es todo lo contrario.


La educación jaredí en general, está basada en miedo, resignación, manipulaciones varias, abusos morales, materialismo, ignorancia abrumadora de lo potencial y las necesidades humanas ,falta de empatía, falta de didáctica, prejuicios, racismo, soberbia, etc. etc. etc.
Bastante lejos, por no decir, infinitamente lejos, de lo que soñábamos para nuestra hija, nos encontramos con una formación basada en el aspecto externo, poniendo la vestimenta recatada por sobre todas las cosas que hacen al servicio Divino, como si de un cm de tela, o de un botón abrochado, dependiera toda la Gueuláh. Y sería aceptable ese punto de vista, si se estimulara desde el fortalecimiento de la vida interior por sobre la ropa, si se propusiera con el ejemplo y con la alegría, despertando el deseo de ser "recatadas" en lugar de acusar o presumir que toda joven que no sigue esas reglas está fuera del derej (está fuera del camino de Torah). Y no me refiero al uniforme escolar, me refiero a la persecución de las jóvenes a través de delatores/as que relatan a las autoridades de la escuela sobre cualquier infracción de la vestimenta fuera del ámbito escolar.
Quiero aclarar, que yo en lo personal apuesto al Tzniut, (recato), creo que es una bondad Divina, pero no creo que sea ni lo esencial, ni lo prioritario, a la hora de estar vinculada con Di-s, de verdad.

Qué embandera la educación Jaredí?
La escuela ortodoxa, educa para que las mujeres mantengan el hogar!
Cómo se hace para mantener el hogar económicamente y ser una madre atenta cuando se tienen más de ocho hijos?
Cómo se hace para llevar el peso y la responsabilidad de pagar todas las cuentas y además ocuparse de organizar y limpiar la casa, y ser una esposa dulce, compañera y deseosa de su esposo?
La escuela sólo se encolumna tras la moda de la corriente ortodoxa, la mujer trabaja, el hombre estudia y los niños... se crían sólos.
La escuela propone estudiar para ayudante o secretaria de contaduría o para diseñadora gráfica (no-internet). Salida laboral segura (dicen). Y lo más común y recomendable por sobre todos los trabajos para las mujeres, "maestras". Aunque no les guste enseñar, aunque no le gusten los niños.
En la escuela ortodoxa no se les enseña a las jóvenes ninguna materia que las prepare para ser buenas amas de casa, buenas esposas, buenas madres.

Y ni hablar si la joven tiene otras expectativas como profesional (ya sea artista, médica, deportista, etc.) no se trata de que no pueda "salir de la casa a trabajar", sino que lo que no puede, o mejor dicho, no debe, es hacer algo que le guste y que no se encuentre en el corto listado de carreras aceptadas por la dirigencia ortodoxa.

No existe ningún vínculo emocional entre la educación de Torah y el servicio Divino. Salvo el odio, el odio que genera tanta mediocridad, tanta falta de visión.

Nosotros, en nuestro hogar, luchamos todo el tiempo contra la anestesia del entorno, y es duro, muy duro, ver como se manipula, se abusa, se discrimina a todo aquel que quiere buscar en su alma una respuesta distinta, la respuesta que sólo y tan sólo él, vino a revelar en este mundo.

Ahora puedo escribir sobre todo este asunto, porque ya hemos salido de ese infierno. Pero hay muchos allí creyendo que ese agobio, esa pesadez, esa prepotencia de las autoridades "religiosas", es Torah. Eso no es Torah, eso es una MENTIRA.
Servir a HaShem con alegría no es un sticker, no es un slogan que se repite entre bostezos, debe ser una búsqueda activa, una conducta, una realidad cotidiana.

La Torah es Una y Sus Mitzvot son válidas eternamente, el desafío es encontrar nuestra manera de expresar esa Torah.
Acaso crées que Di-s escucha con agrado las Tefilot (plegarias) de alguien que se viste como ortodoxo pero maltrata a su mujer o a sus hijos, o a sus empleados, o a sus alumnos, o a sus vecinos, o a sus etc. etc. etc?

No hay duda que la experiencia que hemos tenido a lo largo de estos tres años nos ha fortalecido, especialmente a nuestra hija, pero hay muchas víctimas que siguen allí y si tú eres una de ellas, si te sientes silenciada encerrada en un círculo de abusos, de miradas juzgadoras, de miedos de ir al Geheinóm (infierno), creo que es bueno que sepas, que eso no es Torah, porque la Torah es vida, es amor y por sobre todo alegría, eso que estás viviendo es idolatría de la peor calaña, idolatría en nombre de Di-s!

Di-s se apiade de todos los que queremos estar con Él, y nos permita hacer el sendero nuevo que Él escribió para cada uno de nosotros. Amén.


PD: Si Di-s quiere, seguiré escribiendo, sobre la experiencia maravillosa que estamos viviendo ahora, con otra escuela, con Rabino, director, maestras y consejeras, dedicados a ayudar a los jóvenes a SER la maravillosa Torah que sus Almas vinieron a expresar.

6 comentarios:

Tatiana Shalom dijo...

Shalom, me he quedado de piedra con este articulo suyo, aunque dejeme decirle que yo tenia algunas sospechas ya que habian algunas cosas que no me cuadraban, muchas veces el exterior no es mas que el reflejo del interior y en los ojos se puede ver lo que hay en tu corazon, y he visto muchas miradas inquisidoras, un abrazo y mucho animo para usted y toda su familia, usted es un ejemplo para mi.

Patriicia (Dvorah) dijo...

Gracias por tus palabras Tatiana.

Gracias a Di-s, y sólo gracias a Di-s, hemos tenido el coraje de salirnos del entorno asfixiante.
Ser judío es pararse frente al mundo, si es necesario, frente a todo el mundo y decir, ésto no es correcto y estoy convencida de que el Creador está de acuerdo que este comportamiento va contra Su Voluntad.
No es fácil, no lo es para una joven y no lo es para los padres, pero el hecho de que se haya establecido hace mucho tiempo un sistema que martiriza en lugar de inspirar, no significa que uno deba sostenerlo ni participar en él.
Y Di-s responde a las plegarias y a la buena intención del corazón que está sediento de Su Bondad y Su Verdad.
De nuevo, gracias por tu mensaje.

Shulamit dijo...

shalom ! wuau me quede helada sin palabras por que tambien aqui en argentina se esta viendo este problema y no solo con las mujeres sino tambien con los chicos que en el talmud tora les exigen a base de regaños e insultos que no hay amor al projimo sabiendo que un More es el primero que debe de enseñar en todo momento el amor la paciencia ... exte problema se esta agrabando y lo que hacen muchas madres religiosas son meter a sus chicos en escuelasno yehudim porque hay discriminacion. deseando que con la ayuda de B'O se solcucione con mucha tefila y paciencia por que estos chicos y nenitas son el futuro de Am Israel. un fuerte abrazo Kol tub ! hatzalaja y mucha Berja

Anónimo dijo...

Gracias por su articulo.

B'H que le dio la entereza para estar firme y tomar buenas decisiones en pro de su familia y su bienestar espiritual.

Gracias por tomarse el tiempo de escribir y ayudar a otras personas a conocer la belleza del Judaísmo.

Evelyn Vazquez (Puerto Rico)

Isaac Peretz dijo...

Gracias x sus escritos. Creame que estoy totalmente de acuerdo con ud. NO creo que se pase x encima del ser humano xa hacer Avodat HaShem. Y esos cuentos de la Gueina, son los mismos que las religiones de los Goim, donde someten a las personas y dañan sus almas con el latigo imaginario del castigo en el infierno. Creo que la "FORMA/Exterior/apariencia" importa siempre y cuando el "FONDO/lo real" esté en perfecto estado. Un día entendí que ser llamado"Rabino",era igual a ser llamado "doctor" o "ingeniero" etc, no era garantía que ese titulo hacia un buen ser humano a quien lo pretendía y/o portaba. Ya pasó lo difícil,ahora a esperar el abrazo tierno de HaShem, a esperar su amor. Cuando me siento mal, abrazo a mis hijos y recuerdo que es por ellos que transito x donde transito. Un abrazo xa todos quienes lean esta nota.

Michelina Valoz dijo...

Su honestidad, su transparencia y su sincero amor por D-os me inspiran a ser una mejor persona y a buscar a D-os con todo mi corazon y el servirlo todos los dias. Muchas gracias por compartir su sabiduria y sus experiencias, en mi caso particular han sido destellos de luz!!!