Torah para Vivir

Torah para Vivir

21 mar. 2012

Torah en Español Libro Vaikrá Vaikrá

LIBRO VAIKRÁ - PARASHÁ VAIKRÁ (y llamó) Adar 24 – Nisán 1, 5772 / Marzo 18 – 24, 2012
- 1 El Eterno llamó a Moshé (Moisés) y le habló desde la Tienda de la Reunión, diciendo: 2 «Háblales a los Hijos de Israel y diles: Cuando un hombre de entre vosotros traiga una ofrenda a El Eterno, la traerá de los animales, del ganado vacuno o del ovino. 3 Si la ofrenda es una ofrenda ígnea del ganado vacuno, ofrendará un macho sin mácula; lo traerá en forma voluntaria a la entrada de la Tienda de la Reunión, ante El Eterno. 4 Apoyará las manos sobre la cabeza de la ofrenda ígnea, y será aceptada para expiar por él. 5 Sacrificará el toro ante El Eterno; los hijos de Aarón, los sacerdotes, traerán la sangre y la arrojarán sobre el Altar, en derredor, en la entrada de la Tienda de la Reunión. 6 Desollarán la ofrenda ígnea y la trozarán. 7 Los hijos de Aarón el sacerdote colocarán fuego sobre el Altar y dispondrán la leña sobre el fuego. 8 Los hijos de Aarón, los sacerdotes, dispondrán las partes, la cabeza y las grasas sobre la leña que está sobre el fuego del Altar. 9 Lavará sus entrañas y sus pies con agua; y el sacerdote hará que todo ascienda en humo sobre el Altar, es una ofrenda ígnea, ofrenda de fuego, un aroma agradable para El Eterno. 10 Y si la ofrenda es del rebaño, ya sea de las ovejas o de las cabras, para una ofrenda ígnea ofrendará un macho sin mácula. 11 Lo sacrificará en el lado norte del Altar, ante El Eterno; y los hijos de Aarón, los sacerdotes, arrojarán su sangre sobre el Altar, en derredor. 12 Lo trozará, su cabeza y sus grasas. El sacerdote, las dispondrá sobre la leña que está sobre el fuego que hay en el Altar. 13 Lavará sus entrañas y sus pies con agua; y el sacerdote lo acercará y hará que todo ascienda en humo sobre el Altar, es una ofrenda ígnea, una ofrenda de fuego, aroma agradable para El Eterno. (2º día/2ªAliá) 14 Si la ofrenda para El Eterno es una ofrenda ígnea de las aves, traerá su ofrenda de tórtolas o de pichones de paloma. 15 El sacerdote la traerá al Altar, le cortará la cabeza, y hará que ascienda en humo sobre el Altar, y escurrirá su sangre sobre la pared del Altar. 16 Y le sacará el buche con sus plumas y lo arrojará al costado oriental del Altar, junto al lugar de las cenizas. 17 Luego partirá el ave por entre las alas, sin separarlas del todo. Y el sacerdote hará quemar la víctima sobre el Altar, sobre la leña que está sobre el fuego. Es una ofrenda ígnea, de aroma agradable para el Eterno. 2 - 1 Cuando una persona ofrezca una ofrenda vegetal a El Eterno, su ofrenda será de sémola; verterá aceite sobre ella y colocará incienso sobre ella. 2 La traerá a los hijos de Aarón, los sacerdotes, uno de los cuales recogerá un puñado de ella, de su sémola y de su aceite, así como de su incienso; y el sacerdote hará que su porción conmemorativa ascienda en humo sobre el Altar; es una ofrenda de fuego, un aroma agradable para El Eterno. 3 El resto de la ofrenda vegetal es para Aarón y sus hijos; es santo entre santos entre las ofrendas de fuego de El Eterno.4 Cuando ofrezcas una ofrenda vegetal que fue horneada, será de sémola; panes ázimos mezclados con aceite u obleas ázimas untadas con aceite. 5 Si tu ofrenda es una ofrenda vegetal cocida en la sartén, será de sémola mezclada con aceite, será ázima. 6 La cortarás en pedazos y verterás aceite sobre ella; es una ofrenda vegetal. (3º día/3ªAliá) 7 Si tu ofrenda es una ofrenda vegetal cocida en sartén honda, será hecha de sémola con aceite. 8 Presentarás ante El Eterno la ofrenda vegetal que será preparada con ellos; él la traerá al sacerdote, quien la acercará al Altar. 9 El sacerdote elevará su porción conmemorativa de la ofrenda vegetal y hará que ascienda en humo sobre el Altar: una ofrenda de fuego, un aroma agradable para El Eterno. 10 El resto de la ofrenda vegetal es para Aarón y sus hijos, es santo entre santos entre las ofrendas de fuego de El Eterno. 11 Toda ofrenda vegetal que le ofrezcas a El Eterno no será leudada, pues no harás que ascienda en humo como ofrenda de fuego a El Eterno ninguna cosa leudada ni tampoco miel. 12 Ofrecerás como ofrenda a El Eterno los primeros frutos, mas no podrán elevarse sobre el Altar para un aroma agradable. 13 Salarás todas tus ofrendas vegetales con sal; no podrás omitir la sal del pacto de tu Dios de tu ofrenda vegetal; en todas tus ofrendas vegetales ofrecerás sal. 14 Cuando traigas una ofrenda vegetal de las primicias para El Eterno, de espigas maduras, tostadas al fuego, molida de semillas gordas, ofrecerás la ofrenda vegetal de tus primicias. 15 Le pondrás aceite encima y le pondrás incienso encima: una ofrenda vegetal. 16 El sacerdote hará que su porción conmemorativa ascienda en humo, de su harina y su aceite, así como de su incienso: una ofrenda de fuego para El Eterno. (4º día/4ªAliá) 3 - 1 Si su ofrenda es una ofrenda festiva de paz, si la ofrece del ganado vacuno, ya sea macho o hembra, ofrecerá ante El Eterno una ofrenda sin mácula. 2 Apoyará sus manos sobre la cabeza de su ofrenda y la sacrificará en la entrada de la Tienda de la Reunión; los hijos de Aarón, los sacerdotes, arrojarán la sangre sobre el Altar, en derredor. 3 De la ofrenda festiva de paz ofrecerá una ofrenda de fuego a El Eterno: la grasa que recubre las entrañas y toda la grasa que hay sobre las entrañas; 4 y los dos riñones con la grasa que tienen encima, que está sobre los costados, y quitará el diafragma junto con el hígado y los riñones. 5 Los hijos de Aarón harán que ascienda en humo sobre el Altar, además de la ofrenda ígnea colocada sobre la leña que está sobre el fuego; una ofrenda de fuego, un aroma agradable para El Eterno. 6 Si su ofrenda a El Eterno es una ofrenda festiva de paz del rebaño, ya sea macho o hembra, ofrecerá una ofrenda sin mácula. 7 Si ofrece una oveja como ofrenda, la traerá ante El Eterno. 8 Apoyará sus manos sobre la cabeza de su ofrenda y la sacrificará delante de la Tienda de la Reunión; y los hijos de Aarón arrojarán su sangre sobre el Altar, en derredor. 9 De la ofrenda festiva de paz ofrecerá como ofrenda de fuego para El Eterno su parte más selecta: toda la cola, la cual quitará por encima de los riñones, y la grasa que recubre las entrañas y toda la grasa que está sobre las entrañas, 10 y los dos riñones y la grasa que está encima de ellos, que está sobre los costados; y quitará el diafragma junto con el hígado y los riñones. 11 El sacerdote hará que ascienda en humo sobre el Altar; es el pan del fuego, para El Eterno. 12 Si su ofrenda es una cabra, la traerá ante El Eterno. 13 Apoyará sus manos sobre la cabeza y la sacrificará delante de la Tienda de la Reunión; y los hijos de Aarón arrojarán su sangre sobre el Altar, en derredor. 14 De ella traerá su ofrenda como una ofrenda de fuego para El Eterno: la grasa que recubre las entrañas y toda la grasa que está encima de las entrañas; 15 y los dos riñones y la grasa que hay encima de ellos, que está sobre los costados; y quitará el diafragma junto con el hígado y los riñones. 16 El sacerdote hará que asciendan en humo sobre el Altar, el pan del fuego para un aroma agradable, todas las partes selectas para El Eterno. 17 Un decreto eterno para vuestras generaciones en todos vuestros lugares de residencia; no podréis consumir la grasa ni la sangre». (5º día/5ªAliá) 4 - 1 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo: 2 «Háblales a los Hijos de Israel, diciendo: Cuando una persona peque en forma inintencionada en alguno de todos los preceptos de El Eterno que no pueden hacerse y haga uno de ellos: 3 Si el sacerdote ungido pecare, trayendo culpa sobre el pueblo, por su pecado que ha cometido ofrecerá a El Eterno como sacrificio expiatorio un toro joven, sin mácula. 4 Traerá el toro a la entrada de la Tienda de la Reunión, ante El Eterno; apoyará sus manos sobre la cabeza del toro y lo sacrificará ante El Eterno. 5 El sacerdote ungido tomará parte de la sangre del toro y la traerá a la Tienda de la Reunión. 6 El sacerdote mojará su dedo índice en la sangre; salpicará parte de la sangre siete veces ante El Eterno hacia la Cortina del Santo. 7 El sacerdote pondrá parte de la sangre sobre las astas del Altar que está en la Tienda de la Reunión en las que se hace que el incienso se eleve en humo ante El Eterno; y toda la sangre restante del toro la verterá sobre la base del Altar de ofrendas ígneas que está en la entrada de la Tienda de la Reunión. 8 Él separará del toro del sacrificio expiatorio todas sus grasas: la grasa que recubre las entrañas y toda la grasa que está sobre las entrañas, 9 y los dos riñones y la grasa que hay encima de ellos, que está sobre los costados; y quitará el diafragma junto con el hígado y los riñones, 10 igual que se los quitaba al toro de la ofrenda festiva de paz; y El sacerdote hará que asciendan en humo sobre el Altar de ofrendas ígneas. 11 Mas el cuero del toro y toda su carne, con su cabeza y con sus pies, y sus entrañas y sus excrementos, 12 todo el toro será llevado afuera del campamento, a un lugar puro, donde se vierten las cenizas, y lo quemará sobre leña en el fuego; en el lugar donde se vierten las cenizas será quemado. 13 Si toda la asamblea de Israel errare, y alguna cosa permaneciese oculta a los ojos de la congregación, y hubiesen hecho uno de los preceptos de El Eterno que no pueden hacerse, convirtiéndose en culpables; 14 cuando el pecado que cometieron se dé a conocer, la congregación ofrendará un toro joven como sacrificio expiatorio y lo traerán delante de la Tienda de la Reunión. 15 Los ancianos de la asamblea apoyarán sus manos sobre la cabeza del toro, ante El Eterno, y uno sacrificará el toro ante El Eterno. 16 El sacerdote ungido traerá parte de la sangre del toro a la Tienda de la Reunión. 17 El sacerdote mojará su dedo en la sangre y salpicará siete veces ante El Eterno, delante de la Cortina. 18 Pondrá parte de la sangre sobre las astas del Altar que está delante de El Eterno, que está en la Tienda de la Reunión, y toda la sangre restante la verterá sobre la base del Altar de ofrendas ígneas, que está en la entrada de la Tienda de la Reunión. 19 Separará de él todas sus grasas y hará que asciendan en humo sobre el Altar. 20 Hará con el toro lo mismo que hizo con el toro del sacrificio expiatorio, así le hará; de ese modo el sacerdote les procura expiación y serán perdonados. 21 Llevará al toro afuera del campamento y lo quemará, igual que había quemado el primer toro; es un sacrificio expiatorio de la congregación. 22 Cuando un líder pecare y haga, sin intención, uno de todos los preceptos de El Eterno su Dios que no pueden hacerse, y se vuelva culpable: 23 si sabe del pecado que cometió, traerá su ofrenda, un macho cabrío, sin mácula. 24 Apoyará sus manos sobre la cabeza del macho cabrío y lo sacrificará en el lugar que sacrificaba las ofrendas ígneas ante El Eterno; es un sacrificio expiatorio. 25 El sacerdote tomará parte de la sangre del sacrificio expiatorio con su dedo índice y la colocará sobre las astas del Altar de ofrendas ígneas; y verterá la sangre restante sobre la base del Altar de ofrendas ígneas. 26 Y hará que todas sus grasas asciendan en humo sobre el Altar, igual que las grasas de la ofrenda festiva de paz; de ese modo el sacerdote le procurará expiación por su pecado y éste le será perdonado. (6º día/6ªAliá) 27 Si una persona del pueblo de la tierra pecare en forma inintencionada, haciendo uno de los preceptos de El Eterno que no pueden hacerse y se hace culpable: 28 si sabe del pecado que ha cometido, traerá como ofrenda una cabra, sin mácula, hembra, por el pecado que cometió. 29 Apoyará sus manos sobre la cabeza del sacrificio expiatorio y lo sacrificará en el lugar que sacrificaba las ofrendas ígneas. 30 El sacerdote tomará parte de su sangre con su dedo índice y la colocará sobre las astas del Altar de ofrendas ígneas; y verterá toda la sangre restante sobre la base del Altar. 31 Le quitará toda su grasa, como fue quitada la grasa de la ofrenda festiva de paz, y el sacerdote hará que ascienda en humo sobre el Altar como aroma agradable para El Eterno; y el sacerdote le procurará expiación y el pecado le será perdonado. 32 Si trajere una oveja como ofrenda para el sacrificio expiatorio, traerá una hembra, sin mácula. 33 Apoyará sus manos sobre la cabeza del sacrificio expiatorio; la sacrificará como sacrificio expiatorio en el lugar donde sacrificaba las ofrendas ígneas. 34 El sacerdote tomará parte de la sangre del sacrificio expiatorio con su dedo índice y la colocará sobre las astas del Altar de ofrendas ígneas, y verterá toda la sangre restante sobre la base del Altar. 35 Y le quitará toda su grasa, igual que fue quitada la grasa de la oveja de la ofrenda festiva de paz, y el sacerdote hará que ascienda en humo sobre el Altar, sobre los fuegos de El Eterno; y el sacerdote le procurará expiación por el pecado que cometió y éste le será perdonado. 5 - 1 Si una persona pecare al aceptar una demanda de juramento y ser testigo, ya sea porque vio o porque sabía, y no atestigua, cargará con su iniquidad; 2 o si una persona hubiere tocado cualquier objeto impuro, ya sea el cadáver impuro de una bestia, el cadáver impuro de un animal o el cadáver impuro de un reptil, pero no lo sabía y él se impurifica y se hace culpable; 3 o si tocare una impurificación humana de cualquier tipo de impurificación por medio de la cual puede impurificarse, pero no lo sabía y luego se enteró, y se hizo culpable; 4 o si una persona jurare, expresando con sus labios que hará un daño o un bien, todo lo que la persona expresare con el juramento, pero no lo sabía y luego se enteró, y se hizo culpable en lo relativo a estos asuntos. 5 Cuando un individuo se hiciere culpable en lo relativo a uno de estos asuntos, confesará su pecado. 6 Traerá como ofrenda de culpa a El Eterno, por el pecado que cometió, una hembra del rebaño, una oveja o una cabra, como sacrificio expiatorio; y el sacerdote le procurará expiación por su pecado. 7 Pero si sus medios son insuficientes para una oveja o una cabra, entonces traerá como ofrenda de culpa por su pecado: dos tórtolas o dos pichones de paloma para El Eterno, uno como sacrificio expiatorio y uno como ofrenda ígnea. 8 Los traerá al sacerdote, quien ofrendará primero el que es para sacrificio expiatorio; le cortará la cabeza por la nuca, mas no la separará. 9 Salpicará parte de la sangre del sacrificio expiatorio sobre la pared del Altar y el resto de la sangre la escurrirá hacia la base del Altar; es sacrificio expiatorio. 10 Y hará con el segundo una ofrenda ígnea de acuerdo con la ley; y el sacerdote le procurará expiación por el pecado que cometió y éste le será perdonado. (7º día/7ªAliá) 11 Pero si sus medios son insuficientes para dos tórtolas o dos pichones de paloma, entonces traerá, como ofrenda de culpa por su pecado, un décimo de efá de sémola como sacrificio expiatorio; no le pondrá encima aceite ni le pondrá incienso, pues es sacrificio expiatorio. 12 La traerá al sacerdote y el sacerdote tomará un puñado como porción conmemorativa y hará que ascienda en humo sobre el Altar, sobre los fuegos de El Eterno; es un sacrificio expiatorio. 13 El sacerdote le procurará expiación por el pecado que cometió en cualquiera de estos asuntos, y éste le será perdonado; y le pertenecerá al sacerdote, al igual que la ofrenda vegetal». 14 El Eterno le habló a Moshé (Moisés), diciendo: 15 «Si una persona cometiese un acto de expropiación y pecare inintencionadamente contra las cosas santas de El Eterno, traerá su ofrenda de culpa a El Eterno: un carnero sin mácula del rebaño, con un valor de siclos de plata, de acuerdo con el siclo sagrado, como ofrenda de culpa. 16 Por lo que haya despojado al Santuario pagará indemnización y le agregará una quinta parte, y se lo entregará al sacerdote; y el sacerdote le procurará expiación con el carnero de la ofrenda de culpa, y será perdonado. 17 Si una persona pecare e hiciese uno de todos los preceptos de El Eterno que no pueden hacerse, pero no lo sabía y se hizo culpable, cargará con su iniquidad; 18 traerá al sacerdote un carnero sin mácula del rebaño, del valor apropiado, como ofrenda de culpa; y el sacerdote le procurará expiación por la inadvertencia que cometió en forma inintencionada y sin saber, y será perdonado. 19 Es ofrenda de culpa; se ha hecho culpable ante El Eterno». 20 El Eterno le habló a Moshé (Moisés), diciendo: 21 «Si una persona pecare y cometiere un acto de expropiación contra El Eterno mintiendo a su prójimo en cuanto a una prenda, un préstamo o un robo, o estafando a su prójimo; 22 o si halló un objeto perdido y lo negó, y juró falsamente acerca de cualquiera de todas las cosas que una persona puede hacer pecando, 23 entonces ocurrirá que cuando peque y se haga culpable, devolverá el objeto robado que sustrajo, o lo que ganó de su fraude, o la prenda que fue dejada en su poder, o el objeto perdido que halló, (Maftir) 24 o todo aquello acerca de lo cual haya jurado en falso, e indemnizará su capital, agregándole una quinta parte; y se lo entregará a su dueño el día que admita su culpa. 25 Y traerá al sacerdote su ofrenda de culpa para El Eterno, un carnero sin mácula del rebaño, del valor apropiado, como ofrenda de culpa. 26 El sacerdote le procurará expiación ante El Eterno y será perdonado por cualquiera de todas las cosas que pueden ocasionar culpa».