Torah para Vivir

Torah para Vivir

20 ago. 2012

Pureza Familiar = Intimidad Gozosa

BS"D


En este mundo de Baalei Teshuvá (retornantes) ya no hay espacio para puritanismos ajenos, ni para miradas enjuiciadoras y paralizantes.
En este mundo que comienza a superpoblarse de personas inteligentes, sensibles, creativas, que estan sedientas de la VERDAD DIVINA, que quieren acercarse honestamente, sin máscaras, sin estereotipos, no hay más espacio para la voz de aquellos que creen que la Torah es una receta culinaria.
Muchos de los que hemos retornado al camino de Torah y Mitzvot, nos encontramos, infinitas veces con personas de muy buenas intenciones y de muy  pocas herramientas.
Un retornante, hiperestimulado, que ha vivenciado con toda la furia, la escenografía del mundo, el cartón pintado, las caretas y el fotoshop, cruza el universo con la única urgencia de tirarse de cabeza en las aguas purificadoras de la Torah.
Lamentablemente, luego del décimo (?) porrazo, descubre que el mar infinito de la Torah debe ser conquistado y uno debe transformarse en una nueva criatura a medida que aprende a nadar y bucear en él.
También debe descubrir, que no todas las especies que habitan este mar insondable, pueden guiarlo hasta mutar en la maravilla en la que, según la imaginación de Di-s, él ó ella debe convertirse.
Todos debemos cumplir Mitzvot, judíos, no judíos, hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, sanos, ricos, altos, brillantes, hermosos, etc. etc. Todos vinimos aquí a cumplir Mitzvot.
Por qué?
Porque Di-s ideó un plan, el Todopoderoso quiere darnos el bien, el goce, la alegría, la plenitud, la felicidad, la realización, la abundancia, la satisfacción, etc etc. Pero... el Santo Bendito Sea, sabe que nadie es feliz recibiendo limosnas sino, que la alegría surge con el producto del propio esfuerzo. Entonces Di-s nos da Mitzvot, para que debamos esforzarnos en ser recipientes "aptos" para Su Infinita LUZ.
Levantarse a las 5 de la mañana para hacer slijot, puede resultar un fastidio, pero si la persona supiera que se está levantando temprano para luego tener un año luminoso y pleno, el esfuerzo se transformaría en entusiasmo...
Pero el esfuerzo no significa sufrimiento. El esfuerzo no significa frustración.
Si nos invitan a Shabat diciéndonos que de ahora en más, no podemos (en ese día) mirar películas, viajar, ir a un picadito de futbol con los muchachos, ir de shoping, conectarse en Internet, etc. etc. nos quedarían pocos deseos y/o entusiasmo  para seguir interesados en "esa" inspiración celestial que nos llegará si cumplimos Shabat...
Si los/las encargados/as de enseñar las Leyes de Pureza Familiar, aquellas leyes que rigen la vida íntima dentro del matrimonio judío, se concentran en enseñar todo lo que N O  S E  P U E D E, y se "olvidan" de transmitir que lo fundamental en el vínculo íntimo de un matrimonio judío es el gozo de ambas almas y ambos cuerpos, de ambos corazones plenos de amor y de ternura, que lo importante es generar esa alegría que provoca el placer físico en una relación D I V I N A, si no pueden o no saben transmitir esta parte de la Mitzvá, sería mejor que se dediquen a enseñar otras cosas.
La unión del matrimonio judío, es la reparación de este mundo, y la reparación del mundo sólo puede ocurrir si los tres, el hombre, la mujer y Di-s, están unidos disfrutando de ese encuentro.
A quién se le puede ocurrir que Di-s se hallará cómodo en una relación donde la mujer se siente ignorada, o el hombre se siente frustrado, o ambos "cumplen con la Mitzvá" de manera automática y monótona?
Cuando se enseña Kashrut, no es suficiente enseñar que no se mezclan leche y carne, la comida kasher, debe ser apetitosa, agradable, nutritiva y sabrosa. Tal vez no esté escrito en ningún libro de Halajá, pero el judío debe vivir con sentido común y si Di-s nos pide que las comidas sean manjares en el día más Santo de la semana, cómo se supone que será el sabor de las otras comidas? Cómo barro?
Di-s quiere que disfrutemos de Su mundo.
Y si Su Mundo, la base de Su Mundo, se apoya en el vínculo entre un hombre y una mujer, quién puede suponer que ese encuentro sigue siendo "virtuoso" si carece de placer y de alegría?
La Pureza Familiar es sinónimo de gozo y es bueno que todo judío lo tenga claro, ya sea el/la soltero/a que se prepara para casarse bajo una Jupá o el/la casado/a, con largos años de convivencia y de confianza.
Es la felicidad vivenciada en la intimidad, aquello que generará el Tikun (la enmienda) que vinimos a concretar. Y aquel que equivocadamente cree que Taharat haMishpajá es sinónimo de frigidez e insatisfacción, pues sería bueno que comience a cambiar su perspectiva de la Torah, pues tal vez,  justamente es de este maravilloso cambio, que depende la revelación de Mashiaj y la Gueuláh.

Patriicia Dvorah Starkloff

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Shalom , he leido muchos de tus articulos y son muy inspiradores , gracias por ofrecer tus pensamientos por que muchos aprenderemos y reflexionaremos en ellos y recordaremos nuestras obligaciones.
Enhorabuena por el blog.
Patricia

Patriicia (Dvorah) dijo...

BS"D
Agradezco tu comentario, pues es muy inspirador, para mí también, recibir vuestras palabras de aliento
Gracias

Anónimo dijo...

Shalom!hasta ahora no había entrado en esta pagina la verdad,me ha gustado. Me gustaría recibir lo que comparte en facebook ,he visto el vídeo de la ortodoxa que fui y. Me he sentido muy identificada y el escuchar todo esto a sido para mi muy enriquecedor .toda raba

Shalom!!!
Con respeto y aprecio Blanquita Daza Rodriguez ((Lejana)

Anónimo dijo...

Shalom!hasta ahora no había entrado en esta pagina la verdad,me ha gustado. Me gustaría recibir lo que comparte en facebook ,he visto el vídeo de la ortodoxa que fui y. Me he sentido muy identificada y el escuchar todo esto a sido para mi muy enriquecedor .toda raba

Shalom!!!
Con respeto y aprecio Blanquita Daza Rodriguez ((Lejana)