Torah para Vivir

Torah para Vivir

23 sept. 2013

Sucot: De la esclavitud a la Liberación de nuestro potencial

BS"D
En Sucot, hospedamos dentro de nuestra cabaña a nuestros Patriarcas.
El primer día recibimos a Abraham, el segundo a Itzjak, el tercero a Yaakov, luego a Moshé, a Aharón, y los últimos días de la festividad a Iosef y a David.
Hoy a la noche recibimos a Iosef.
Iosef, el Tzadik, es todo un símbolo para aquellos que aguardamos el desenlace de nuestras aspiraciones.
Iosef, el soñador, ya desde pequeño, había sido dotado con sabiduría, belleza y talento. Sin embargo, durante su juventud, el tiempo para revelar todo ese potencial aún no había llegado.
Iosef debía madurar, debía perder su libertad, y saber que todas sus capacidades, no le pertenecían, como no le pertenecía su vida ni su destino.
Es un hueso duro de roer, generalmente nos gusta sentir que tenemos derecho sobre nosotros mismos y sobre nuestras propiedades, pero lo cierto es que estamos aquí de prestado, y que, con herramientas prestadas, se nos otorga la oportunidad de provocar algo bueno en este mundo.
Qué diferencia esencial había entre el Iosef encarcelado y el Iosef nombrado virrey de Egipto?
Ninguna.
Iosef era tan inteligente antes como después de su nombramiento, tan sabio, tan carismático y tan especial...
Entonces qué sucedió en esos segundos, cuando el esclavo dejó los grilletes y pasó a dirigir la potencia más grande de ese período de la historia? 
Qué sucedió para que Iosef dejara de interpretar sueños a los sirvientes presos del Faraón y pasara a salvar no sólo al pueblo egipcio, sino a todo el mundo de la hambruna?
Podemos pensar que estaba escrito así por Di-s, y sería una verdad indiscutible, pero entonces, qué sentido tendría hacer ninguna cosa, si de todos modos, lo que está escrito, sucederá sí o sí?
Obviamente el plan de Di-s funciona de tal forma que nuestras intenciones, nuestras decisiones, y nuestro accionar, generan la trama ya escrita.
Es un equilibrio muy frágil, donde lo Divino y lo humano se asocian para que la Creación suceda.
Entonces qué fue lo que provocó la liberación de Iosef y su elevación como lider máximo?
Tal vez había llegado el momento propicio, pero el momento, no es una fecha calendario, sino ese instante, donde nos damos cuenta que somos nada frente a Él y al mismo tiempo que Él puede revelar en nosotros Su poder infinito...
Tal vez la diferencia entre el Iosef soñador y Iosef, el Virrey de Egipto, es que el primero, estaba lleno de regalos y el segundo, había conquistado esos mismo regalos con fe y humildad.
Así fue que cuando el Faraón le preguntó a Iosef:
"... y he oído de tí que tú comprendes un sueño para interpretarlo"
Iosef haya respondido:
"No procede de mí, Di-s será Quién responda..."

Tal vez, el éxito, y la realización de nuestros anhelos, se alcanzan cuando comprendemos que es Di-s Aquel que nos otorga los dones para la misión que Él mismo nos encomienda; y, que en todo caso, de nosotros se espera, que mejoremos, nos refinemos, y nos preparemos para ese instante glorioso, en el que Di-s nos convoque y nos diga: Acción!


Patriicia Dvorah Starkloff

17 sept. 2013

SUCOT: Mensaje para los soñadores, talentosos, sensibles, superdotados, o paranormales. Necios y envidiosos abstenerse, muchas gracias.

BS"D


Muchos de nosotros, han pasado largos años de su vida preguntándose, por qué soy así?
Por qué no puedo ser normal?
Querer cosas normales, que quiere la gente normal?
Desbordados con talentos o capacidades, intuiciones o percepciones, fuera de lo común, intentamos adaptarnos a nuestro entorno, disimulando nuestras ideas, nuestros sueños o nuestros conocimientos.
Retumba aún en nuestras cabezas y nuestros corazones, la pregunta que parecía no tener respuesta, esa pregunta que no podíamos pronunciar, porque no había nadie en el mundo dispuesto a escucharla, y menos aún en condición de responderla...
Por qué Di-s, nos daba un regalo que no podíamos disfrutar?
Por qué Di-s nos había marcado con capacidades que nos separaban de la gente, que nos hacía sentir siempre desubicados?
Como una reina regalándole a su nieta un vestido de noche, único, bello, original, talle 44, cuando la pequeña apenas ha cumplido 5 años...
Eso es bondad?!!
Qué puede hacer una criatura inmadura con un tesoro inmanejable?
Ver lo que otros no ven, apreciar lo que otros ignoran, llorar por lo que otros no perciben, es una experiencia que puede enloquecer...
Pero Di-s tiene un plan...
Es cierto que es un plan arriesgado, pero nadie va al cine a ver una trama sin desafíos...
Di-s ama el desafío, y lo más maravilloso, es que Él es el primero en involucrarse...
Entonces estábamos en que recibimos uno o varios regalos que nos quedan grandes, y no importa cuánto querramos esconderlo en un placard olvidado y hacer como que no poseemos nada, el regalo golpea el corazón, y nos llama...
Y nosotros no queremos y si queremos tomarlo, y lo usamos mal, y lo alquilamos, lo estropeamos, nos pavoneamos y lo vendemos y pasan los años y no sabemos qué hacer con todo esto!
Pero Di-s tiene un plan, y es maravilloso...


Cuando hicimos Aliá, hace tres años, llegó la fiesta de Sucot, o mejor dicho, nosotros llegamos a ella y mi esposo compró una Sucá para poner en el patio trasero de un departamento que alquilamos en Givát Zeev. La compró, la reservó, pero fue unos días más tarde que la pasó a buscar por el negocio para traerla a nuestra casa.
Resultó que el armazón era de la medida que había pedido, pero la lona que rodea el armazón de la sucá a modo de paredes, era de un tamaño mucho mayor, y no había otra.
Llegó, armó la sucá y quedó un tramo de la lona que sobraba y que tuvimos que enrollar, no era lo ideal, pero era lo que había...
Después de varios milagros, estamos viviendo en nuestra casa, y tenemos un balcón terraza muy grande con una pérgola de madera para hacer la sucá.
Ahora mi esposo coloca la lona que tenemos de la sucá anterior, y al colgarla de la pérgola, se da cuenta que la lona es de la medida exacta de nuestro balcón, de nuestra nueva sucá, en nuestra propia casa. Y no sólo eso, la lona tiene una "puerta" con cierre, que coincide con la salida del balcón.

Quién puede saber que esa lona incómoda, inajustable, inmanejable, estaba destinada para algo más grande y glorioso! Nuestra mente finita no tiene la capacidad de vislumbrar...
Pero Di-s tiene un plan.
Y es el más hermoso de los planes!

Tienes sueños, que otros piensan que son pavadas, ilusiones inútiles?
Tienes talentos que parecen anclados en algún charco alejado de todo espectador sensible?
Tienes capacidades que superan a las de tus maestros?
Tienes intuiciones que te alertan sobre las personas o sobre eventos y no encuentras con quién hablar sobre ésto?
Tienes demasiado amor que malgastas en vínculos y sucesos intrascendentes?

Tienes una lona demasiado grande!

Sigue adelante confiando en Tu Creador, trata de mejorar como persona, como judío o no judío, confía en Quién te envía y confía en que Di-s eligió un muy buen destino para Su regalo!
Porque está cerca ese día, cuando abrirás los ojos y verás como se te convoca para algo que es perfecto para tí, exacto para el tamaño de tus anhelos, de tus talentos o tus capacidades!
Porque, Di-s tiene un plan, y para aquellos que nos sostuvimos a pesar de las burlas, los desprecios, los despojos y los maltratos, Él guarda esa escena, ese día de estreno, donde Sus sueños se hacen realidad en cada uno de nosotros!
Y quién puede vislumbrar la perfecta maravilla con la que sueña Di-s?


Con mucho cariño
Jag Sucot Sameaj!

Patriicia Dvorah Starkloff


15 sept. 2013

Qué quiere Di-s de mí?

BS"D



Después de todo, qué es lo que nosotros pedimos?
Todos queremos salud, no sólo física, también espiritual, emocional... Salud en nuestras finanzas y en nuestros "avances" en la vida, porque a nadie le interesa llegar a su meta metido dentro de un cajón.
Perdón por la falta de tacto, pero es que es hora de ser sinceros. Todos queremos estar vivos, aún los que no lo desean, desean algo que tiene que ver con la paz, con la falta de dolor, con el fin del sufrimiento y van en busca de  esa "vida" después de la "vida".
Lo cierto es que todos queremos bienestar, y algunos rezamos por soluciones, para que lleguen ahora, urgente, porque no soportamos sufrir.
Por eso pedimos salud, y amor y dinero, y los más espirituales piden ser perfectos ante Di-s.
Porque no queremos el dolor. No soportamos el dolor de la espera, de la incertidumbre, de lo que ya se ha roto y de lo que parece imposible.
Cuando pedimos algo, hijos, son buenos hijos, un trabajo, es un buen trabajo, una esposa o un esposo, un título, una casa, siempre pedimos pensando en la perfección, y en la complitud.
Nadie pide algo quebrado, algo para arreglar, algo enfermo, porque todos queremos que la vida sea perfecta, es decir, sin dolor...


Estoy parada frente a Di-s, en el día más Santo del año y no sé de qué arrepentirme. Es terrible, pienso que soy tan tan orgullosa que creo que no hice nada malo frente a Él, pero sé que no es así. Sin embargo en ese momento, donde debería enrojecer de vergüenza por todas las transgresiones que cometo, por todas las cosas buenas que dejé de hacer y por las cosas que hago, que tal vez no debería hacerlas, sólo me duele el corazón por todas las carencias, las tristezas, las desilusiones que vengo sufriendo... Pienso que estoy totalmente desubicada, no es el momento de reclamarLe nada, es el momento de "rendir cuentas", pero lloro, y lloro porque ya he pedido perdón y hago Teshuváh, me arrepiento de tantas cosas durante todos los días del año, y aún quisiera saber qué quiere Él de mí!

Amo a Di-s.
Lo amo, de verdad.
Estuve pensando en como amo a mis propios hijos. Y como los hijos aman a sus padres aunque les hayan "arruinado la vida".
Hay algo allí, un secreto que tenemos que develar.
Di-s nos pide que construyamos un hogar.
Por qué, si Di-s quería que poblemos el mundo, no nos hizo como los conejos, las gatas, o los peces?
El Eterno quiere que armemos un hogar, porque desde allí podemos entender un poco más nuestro vínculo, el nuestro con Él.
Él es un Padre.
El mejor, porque sabe exactamente qué es lo bueno, realmente bueno para cada uno de nosotros. Porque siempre piensa en nosotros, porque está siempre preparado para escucharnos, para limpiarnos, para protegernos, para enviarnos Su ayuda y para soltarnos también.
Y nosotros somos Sus hijos, que aunque nos sintamos lastimados, abandonados, enojados, hay un deseo de aprobación, una necesidad de comprensión que late en nuestro interior y que si no la ponemos en Él, la pondremos seguramente, en "otros dioses".
Si nosotros, seres humanos, con toda nuestra imperfección a cuestas, amamos a nuestros hijos más allá de lo que ellos hagan, es sólo para que aprehendamos vivencialmente, una pizca de Su infinito amor incondicional.
Si, como hijos, aún de padres que nos han lastimado, guardamos en el rabillo del ojo, una mirada furtiva para ver qué dicen o qué piensan de nosotros, tenemos que saber que aunque no seamos conscientes, esta dependencia no es  hacia nuestros padres biológicos sino a lo que ellos representan, a nuestro verdadero Creador.
Qué terrible sensación es cuando un hijo siente que ha fallado a las expectativas parentales y qué derrumbe es darse cuenta que nuestros padres nos han traicionado! Porque nuestros vínculos primarios son algo Divino, algo que Di-s prepara en el Cielo, y la falta en esos vínculos nos afecta para el resto de la vida. 

Entonces qué hacemos parados frente al Todopoderoso el día más Santo del año, con dolor de cabeza por el ayuno, con esta sensación de estar metido en una trama que no terminamos de entender nunca, con actores y extras que van y vienen en nuestras vidas y la mayoría de las veces, en las diferentes escenas, ni siquiera entendimos el texto que dijeron y no sabemos cómo seguir el guión?
Todos estamos rotos...
Y Di-s no espera que seamos perfectos...
Porque nuestros cuerpos no lo son, porque nuestros instintos no lo son, porque nuestras historias no lo son.

Entonces qué espera Di-s de nosotros?
Cuánto sentido tiene vivir temerosos por nuestros pecados, o miserables por nuestros fracasos, si no sabemos cómo hacer de nuestro personaje algo maravilloso?
Es cierto que debemos tender hacia la perfección, debemos dejar de mentir, y dejar de hablar de otras personas, debemos ser amables con nuestros prójimos y honestos en los negocios, debemos ser fieles en el matrimonio y si somos judíos, comer las comidas que nos son permitidas, cuidar Shabat, y dar parte de nuestras ganancias a los más necesitados, etc....

Pero, si de todos modos, Di-s mide nuestro esfuerzo, nuestra intención, aunque nuestros resultados dejen mucho que desear... Entonces, qué es lo que espera Di-s?
Tal vez, la respuesta es tan simple como aterradora, tal vez Di-s quiere que estemos alegres recorriendo la trama que Él escribió para nosotros...
Tal vez lo importante es el camino y no la llegada...
Tal vez lo importante es "perder el tiempo" escuchando por quinta vez la misma historia que nos cuenta nuestro hijo, o nuestro esposo, o nuestra vecina, o nuestro Rabino...
Porque, tal vez, si no corremos tras la perfección del No Sufrimiento, del No Dolor, tal vez podamos disfrutar de mirar esa situación trágica que nos tocó vivir, decidiendo hacer con ella algo verdaderamente nuevo.
Tal vez, en lugar de rezar para que no nos llegue el dolor, o que el dolor se nos vaya, podamos empezar a pedir ser más creativos, más audaces, más valientes, más sabios, en fin, tal vez podamos tener las agallas para volvernos a nuestro origen y caminar el camino que nos resta, con la alegría del hijo del Rey, que sabe que no está sólo, pero aún así, sabe que tiene que hacer su propia experiencia y crecer.

Tal vez simplemente Di-s quiere nuestra alegría, no la alegría de plástico, sino la alegría de jugar juntos la obra magistral que Él ha escrito, para nosotros, desde el Principio.

Patriicia Dvorah Starkloff

12 sept. 2013

Pedir Perdón

BS"D

La Halajá, la Ley judía, dice que Iom Kipur rehabilita a la persona frente al Creador, pero no resuelve los asuntos entre las personas, a menos que las personas se pidan perdón y se perdonen.
El riesgo de una mala comprensión de Iom Kipur, es creer que nuestro trabajo de reflexión es sólo con respecto al Todopoderoso.
Este tiempo, es una oportunidad para curar nuestros vínculos.
A quién se le puede ocurrir que diciendo : "Si te herí, te lastimé, dije algo impropio, te fallé, te pido perdón", el trabajo que nos tocaba hacer está finiquitado?
A quién le gusta que le pidan perdón por algo así, inpreciso, general, falto de dolor por el daño causado?
Si alguien nos ha pisado el pie, queremos que:
1- Se de cuenta que nos acaba de causar dolor.
2- Se conmocione por haber sido instrumento para lastimarnos.
3- Se deshaga en disculpas porque comprende y empatiza con nuestro sufrimiento.
4- Se proponga cuidarse muy bien de no volver a pisar nuestro pie o el de cualquier otra persona.
5- Reconozca que este proceso es válido tanto si el pisotón fue "sin querer" como si fue ejecutado "con premeditación"'
6- Acepte, que no todos los seres humanos tienen la misma sensibilidad, algunos llorarán por el dolor, otros se enojarán por la desconsideración, otros se sentirán "pisoteados", y otros ni lo advertirán. El pedido de perdón tiene que ser acorde a lo que finalmente provocó en el prójimo.

Cuando pidamos perdón, pongámonos en ese lugar del otro, muchas, demasiadas veces tan distante de nuestra percepción. Si no logramos comprender los sentimientos del prójimo, al menos, podemos registrar esa carencia e intentar ser más sensibles. No digamos frases hechas, pues ésto empeora las cosas, vulgarizando los vínculos y desestimando la importancia de la comunicación y el verdadero interés por la otra persona.

Y si sientes que no puedes preguntar para escuchar una respuesta sincera, no preguntes nada.
Iom kipur es una fecha para enfrentarnos a nuestras hipocresías y dejar de hacer "como si".
Si herimos, pensemos en la mejor manera de curar esas heridas.
Si no estamos dispuestos a ver nuestras malas acciones, entonces quedémonos en silencio, hasta que Di-s se apiade de nosotros y nos sople al oído todas y cada una de las conductas que debemos modificar.

También debemos recordar a aquellos que no tienen la capacidad para reclamar, quejarse o expresar con palabras, el dolor que sienten.
Somos responsables frente a toda vergüenza que hayamos hecho pasar, frente todo el desprecio o la falta de consideración que hayamos hecho sentir a los niños. Y cuando me refiero a los niños, me refiero exactamente a esos seres humanos que tienen muy poca experiencia en discriminar lo incorrecto que es que hablen sobre ellos sin tenerlos en cuenta, que les hablen mal o despectivamente, porque de todos modos no entienden, que los acusen, que no les expliquen, que no se ocupen, que los hagan sentir una carga, una incomodidad. Y no hablo de cosas como el abuso o el maltrato, con el que toda persona normal acuerda que es un delito, hablo de esas pequeñas acciones cotidianas, que van horadando gota a gota, hasta fijar la creencia de ser un "desestimable". A esos niños que nos rodean por doquier, deberíamos pedirles perdón, pero como algunos, o muchos, no tienen la capacidad de comprender hasta que punto nos arrepentimos por haberlos pisado, la mejor decisión que podemos tomar en este Iom Kipur, es intentar de todo corazón, respetar y valorar los sentimientos, las razones y las necesidades de nuestros pequeños.

Y para terminar... este Iom Kipur, no nos disculpemos de la boca para afuera, porque esa actitud, es contraria a las leyes de la Torah.

Con mucho cariño
Gmar Jatimá Tová

PD: A veces los niños tienen más de 80 años...

9 sept. 2013

La intimidad matrimonial


BS"D
Por qué Shalom Bait?
Por qué llevarse bien con el esposo, es una llave para la Redención?
Cuando Di-s crea el Universo, lo hace con el objetivo de que sea poblado por seres humanos.
El Todopoderoso crea a Adam, su cuerpo es materia, y su espíritu es un soplo Divino, una chispa del Alma de Di-s.
Adam fue creado hombre y mujer; luego que Di-s separara esas dos partes, y creara a Javá (Eva), el Eterno esperó, espera que nos volvamos a unir, a través de nuestro esfuerzo.
Si hombre y mujer se unen en paz, se vuelve a la instancia de complitud original, pero esta vez, enriquecido por nuestro aporte.
Por qué es tan difícil?
Por la Serpiente primordial.
Tenemos que entender que la aparición de la Serpiente en el escenario del Génesis, es clave para la ruptura, y dislocación de la unión marital.
Siempre que exista desunión, será un anuncio de que la Serpiente primordial, nos ha enroscado los corazones con ganas de muerte.
La separación, es la muerte de algo que no puede seguir existiendo tal cual se manifestó hasta ahora, y si esa muerte no conduce a una unión superior (como suele suceder con las reconciliaciones), el paisaje es fulminante.
Di-s nos dio una herramienta para la unión de la pareja que, por su potencia y su universalidad, no tiene punto de comparación con cualquier otra capacidad humana.
Esa herramienta es la intimidad sexual.
Di-s propone una intimidad, que significa goce, conocimiento, empatía, compromiso, vida, trascendencia, Santidad, pureza, alegría y comunión.
La Serpiente, propone una intimidad de goce descartable, prostituída, carente de amor, promiscua, diversa, amoral, desintegradora, vacía, egoista, instantánea, manipuladora, competitiva, y solitaria.

Cual es el objetivo Divino?
Que nos unamos, conservando nuestras individualidades, con placer, con belleza, con integridad.
Cuál es el objetivo de al Serpiente?
Hacernos caer, pisar el palito, rompernos, desunirnos, violarnos, disociar el placer del compromiso y del amor.

Di-s nos pide, nos ruega, que abracemos Su regalo con gozo.
Sin embargo, para conservarnos el libre albedrío nos enfrenta a la Serpiente con su doble lengua, con su astucia, su seducción y su oratoria.
El mundo de la Serpiente tiene mucha vidriera, pero no hay nada allí. Todo es cáscara, una escenografía impresionante. El mundo todo, es su escenario.
La Serpiente sabe que el poder de la intimidad sexual, es tan categórico, que si las parejas matrimoniales, lográramos unirnos con la alegría, Santidad y goce apropiados, (Divinos), ella simplente se quedaría sin trabajo y su existencia se reduciría a lo que alguna vez fue, una miniatura de “posibilidad” del mal.
Por eso todo su esfuerzo reside en alimentar la fantasía, el deseo desubicado, el vínculo animal.
La Serpiente expone sexo para vender otras cosas y prostituye ese espacio que el Todopoderoso destinó para crear amor, nuestra intimidad destinada a afianzar la confianza en nuestro compañero de vida y generar nuevas almas.
Di-s armó ese placer que no se compara con ningún otro y quiere ser invitado.
La Serpiente nos dice que el sexo es algo sucio, y que es herejía ligarlo a Di-s y Di-s llora en silencio, porque el mundo entero ha caído en la trampa.

Quieres la Redención?
Haz de la intimidad con tu esposo algo gozoso, cumple con las leyes de Pureza Familiar con alegría.
La primera Redención vino de la mano de las mujeres Tzidkaniot (justas). Y qué hicieron esas mujeres para merecer ese privilegio?
Buscaron a sus esposos para tener intimidad con ellos, en medio de la mísera esclavitud, los hombres cansados, despojados de su valor, habían renunciado y se habían dado por vencidos.
Las mujeres tomaron sus espejos de cobre, se embellecieron en la medida de las posibilidades, alimentaros a sus esposos y buscaron (activamente) la intimidad.
El recato es para el afuera, pero para con el esposo, una debe ser como nuestras Matriarcas en Mitzraim.
Si nuestros sabios dicen que de la mano de la mujer, vendrá esta Redención que tanto esperamos, tal vez sea hora de hacernos cargo de nuestro poder, abrazar a nuestro esposo y pedirLe a Di-s que bendiga nuestra unión.
Que Di-s nos libere del dolor y de la falsedad y nos permita celebrar cantando y bailando en Su Beit HaMikdash Eterno, Amén.

Gmar Jatimá Tová 

Patriicia Dvorah

3 sept. 2013

Comidas para Rosh HaShaná

BS"D
Queridos Amigos:
Les propongo entrar al blog de Debbie Shore, que tiene muchas recetas sabrosas!
http://www.lacocinadedebbie.com/

Aquí las fotos de mi torta de miel (con la receta de Debbie)



Y la tarta de manzana (también con receta de Debbie) con algunos agregados propios (la masa de harina integral, y el relleno, además de las manzanas: pasas de uva, ,membrillo, más jugo de limón y unas cucharaditas de fécula)